Columnista Yvonne Navas Rugel

Retos de la educación inclusiva durante y después de esta crisis

La educación de calidad es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para el 2030 que implica atender las necesidades de los estudiantes de todas las edades en educación básica regular y educación superior, considerando especialmente aquellos casos en los que puede existir un riesgo de exclusión social, enfoca la educación inclusiva como uno de los puntos claves para la educación de calidad que involucra de manera directa a la escuela rural, busca la accesibilidad de todos los estudiantes a una educación en condiciones de equidad e igualdad en los diferentes contextos mediante un aprendizaje a lo largo de la vida para todos, con una serie de retos y obstáculos a superar, como las  creencias equivocadas que dificultan la integración de las personas con discapacidad o de culturas diferentes, así como la falta de preparación de algunas instituciones educativas y planes de estudio demasiado rígidos. (Naciones unidas,  2018)

El cierre de  las instituciones educativas debido a la pandemia por el COVID-19 ha interrumpido la constancia y la supervisión de los procesos de enseñanza en la educación inclusiva. Los estudiantes hacen uso de programas de aprendizaje a distancia  a través de los medios de comunicación y tecnológicos. El Ministerio de Educación  ha unido fuerzas con la UNESCO, UNICEF y otras importantes organizaciones internacionales, de la misma manera con actores privados y de la sociedad civil, para constituir el capítulo peruano de la Coalición para la Educación que busca unir esfuerzos y lograr que las estrategias educativas implementadas durante la pandemia sirvan como base para a una nueva educación inclusiva, equitativa, enfocada en la calidad e innovación. (Minedu, 2020)

No obstante, es evidente que la falta de equidad de estos medios de comunicación y tecnológicos, para aquellos estudiantes más vulnerables y con necesidades educativas especiales, no han sido tomados en cuenta. Sin duda, la educación inclusiva no es tarea fácil, aún no existe cultura de inclusión sólida, sobre todo en el contexto de la escuela rural que requiere estrategias pedagógicas efectivas y eficaces de compromiso y actitud positiva, con mente abierta al cambio, pensamiento flexible y reflexivo para considerar las características, intereses y necesidades de cada uno de los estudiantes con la finalidad  de apoyar el logro académico y el éxito social de todos. (Alasuutari, 2020)

Actualmente, se entiende que los padres de familia enfrentan diversas responsabilidades en el hogar, las que se han acrecentado en esta crisis sanitaria, sin dejar de mencionar los problemas emocionales que pudieran presentarse en cada familia. Sin embargo, es importante y vital que se involucren en el aprendizaje a distancia que vienen trabajando sus hijos y es posible que el esfuerzo sea mayor en los casos de estudiantes con diversas necesidades; un  trabajo que debe ser en conjunto con el personal educativo, para de esta manera se pueda garantizar el bienestar y aprendizaje de los mismos.

Por esta razón es importante que, ante la crisis que se está viviendo, el Ministerio de Educación garantice la disponibilidad de algún tipo de servicio de soporte para asegurar que el aprendizaje a distancia y la disponibilidad de un apoyo personalizado sea asequible para todos los estudiantes.

El estado junto con la comunidad educativa debe comprometerse e involucrarse en el proceso de aprendizaje de la pedagogía inclusiva, de forma constante y consistente, que pueda garantizar la continuidad de los servicios educativos durante y después de esta crisis, hacer frente a desafíos que requieren el intercambio dinámico y el apoyo entre la escuela, las familias, los docentes y otras profesiones en las que cada disciplina enriquezca a la otra para que asuman con éxito las políticas inclusivas en el sistema educativo, estar preparados para poder dar un apoyo individualizado con objetivos claros de inclusión social y académica a los estudiantes que lo necesiten.

Bibliografía

Hanna Alasuutari (2020) Abordando la desigualdad en la educación durante y después del COVID-19. Los retos de la educación inclusiva.

Minedu (16 de julio 2020), Minedu se une con UNESCO y UNICEF para lanzar el capítulo peruano de la Coalición para la Educación.

Naciones Unidas (2018), La Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible: una oportunidad para América Latina y el Caribe (LC/G.2681-P/Rev.3), Santiago.

Sobre Elsa Yvonne Navas Rugel

Master en docencia y gestión universitaria. Licenciada en educación con especialidad en la enseñanza del idioma inglés, con una trayectoria de más de 27 años en el sector educativo en la docencia. Correo: elnavasrugel@hotmail.com

Comments

A %d blogueros les gusta esto: