Joe Biden se convirtió en el 46º presidente de Estados Unidos puso fin a una de las transiciones políticas más dramáticas en la historia de los EEUU

Joe Biden se convirtió este miércoles en el 46º presidente de Estados Unidos con una ceremonia que puso fin a una de las transiciones políticas más dramáticas en la historia del país.

El experimentado líder demócrata juró su cargo a las puertas de un Capitolio que, hace tan solo dos semanas, fue asaltado violentamente por una turba de seguidores pro-Trump.

El nuevo presidente tiene un objetivo titánico ante sí: acabar con la triple crisis que atraviesa EE.UU., sanitaria, económica y social.

Estas fueron las claves de la histórica jornada:

  • Frente al Capitolio, Joe Biden tomó posesión del cargo como 46º presidente de EE.UU. poco antes de las 17:00 GMT
  • La vicepresidenta electa Kamala Harris juró el cargo junto a él: la primera mujer en ocupar este importante puesto en el gobierno
  • Biden y Harris comenzaron la jornada con una misa en la Catedral St Matthew de Washington
  • Alrededor de 25.000 miembros de la Guardia Nacional fueron desplegados para la ceremonia en la capital después del asalto al Capitolio, que dejó 5 muertos
  • Donald Trump y su esposa, Melania, abandonaron la Casa Blanca por última vez a primera hora de la mañana
  • “Volveremos de alguna manera”, dijo Trump al despedirse en su último discurso como mandatario
  • Trump no asistió a la investidura de su sucesor, el cuarto presidente en la historia del país en no hacerlo
  • El ya exvicepresidente republicano Mike Pence, en cambio, sí asistió
  • Lady Gaga, Jennifer López y Garth Brooks actuaron durante la ceremonia, la primera de ellas entonando el himno nacional

El líder demócrata juró el cargo a las puertas del Capitolio ante un público limitado y en una ceremonia insólita, en un Washington fortificado.

“Este el día de Estados Unidos. Es el día de la democracia. Un día para la historia y la esperanza”, dijo Biden en su primer discurso como presidente.

“Hemos aprendido que la democracia es valiosa. La democracia es frágil y en este momento, amigos, la democracia ha prevalecido“, destacó con el reciente recuerdo del ataque a la sede del Congreso.

Joe Biden

Su primera intervención estuvo marcada por un firme llamamiento a la unidad, a superar las diferencias políticas y tener “respeto” los unos por los otros, ante la grave crispación política y división social.

“¿Cuáles son los objetivos comunes de todos los estadounidenses? Oportunidades, seguridad, libertad, dignidad, respeto, honor, y sí, la verdad”, enumeró, recibiendo el aplauso del público.

Estados Unidos debe acabar con esta “guerra incivil” que enfrenta a rojos y azules, dijo Biden, en referencia a republicanos y demócratas.

“La respuesta no es retraerse, desconfiar de aquellos que no se parecen a uno mismo o que no rezan como uno lo hace, o no tienen la misma fuente de noticias”.

Hablando de los desafíos que su gobierno enfrentará, como la pandemia de coronavirus o el ascenso del “supremacismo blanco”, Biden aseguró que “confrontará y derrotará” cada obstáculo.

Como hiciera en campaña, el mandatario insistió en la necesidad de “curar el alma del futuro” de la nación, pero consideró que conseguirlo “requiere de mucho más que palabras”: “Requiere la más esquiva de todas las cosas en democracia: unidad“.

También dedicó parte de sus discurso a la crisis del coronavirus, que se “ha llevado en un año las mismas vidas [en EE.UU.] que las que perdió el país en la Segunda Guerra Mundial”.

Biden asumió el cargo después de que lo hiciera su vicepresidenta Kamala Harris, la primera mujer en ocupar ese puesto, y a la que dedicó también unas palabras en su discurso de investidura.

“Donde nos encontramos, hace 108 años, miles de manifestantes trataron de evitar que mujeres valientes marcharan por su derecho al voto. Hoy celebramos la investidura de la primera mujer en la historia de EE.UU. elegida vicepresidenta: Kamala Harris”.

“No me digan que las cosas no pueden cambiar”.

Kamala Harris jurando el cargo.

La juramentación se produjo después de las actuaciones de dos de las cantantes más famosas del país: Lady Gaga, quien estuvo a cargo del himno, y Jennifer López.

López, de origen puertorriqueño, cerró su actuación recitando el juramento a la bandera en español, en un guiño a los latinos, la minoría étnica más numerosa de Estados Unidos.

“Una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos”.

Sobre Redacción ECL

Portal de Información, entrevistas y transmisiones en vivo
A %d blogueros les gusta esto: