La CIDH y REDESCA publican informe temático “Personas Trans y de Género Diverso y sus derechos económicos, sociales, culturales y ambientales”

25 de noviembre de 2020 

Washington, D.C.- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y su Relatoría Especial sobre los Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales (REDESCA) publican el informe temático sobre personas trans y de género diverso y sus derechos económicos, sociales, culturales y ambientales. El informe se publica en el contexto de la conmemoración del día Internacional de la Memoria Trans, el 20 de noviembre, que recuerda a las personas trans y de género diverso que fueron víctimas de violencia basada en el prejuicio.

La CIDH ha resaltado que, dentro del universo de personas LGBTI, las personas trans y de género diverso son aquellas que se encuentran expuestas a mayores niveles de vulnerabilidad y suele ser víctimas de mayores niveles de exclusión, estigma y prejuicio social. Por ello, el informe “Personas Trans y de Género Diverso y sus derechos económicos, sociales, culturales y ambientales” analiza la situación de exclusión social agravada en la que se encuentran las personas trans y de género diverso en la región, examinando las principales barreras que impiden su acceso a derechos básicos desde una temprana edad y desarrollar su potencial en un plano de igualdad.

En esa línea, el informe contiene un análisis del desarrollo del reconocimiento de los derechos a la identidad y expresión de género en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos. Este análisis permite evidenciar el fundamento jurídico de la protección de los derechos de las personas trans y de género diverso en la región, basado en el principio de igualdad y no discriminación. Asimismo, toma en cuenta la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, partiendo de la promesa de “no dejar a nadie atrás”. Más allá, la Comisión y su REDESCA exploran, con una perspectiva interseccional, las identidades y expresiones de género reivindicadas en las Américas, incluyendo las que se catalogan como femineidades trans, masculinidades trans, identidades no binarias y aquellas ancestrales, como muxes, wigunduguid y dos-espíritus.

Para la preparación del informe, la CIDH y su REDESCA se basaron en información de los distintos mecanismos de monitoreo, respuestas a un cuestionario de consulta por parte de Estados e integrantes de la sociedad civil, y en pronunciamientos de diversos organismos internacionales, grupos de trabajo y mecanismos que tienen por mandato la supervisión de los tratados internacionales.

Con la información recabada, la Comisión y su Relatoría Especial realizaron un análisis de los desafíos persistentes y buenas prácticas para la garantía de los derechos a la educación y cultura, trabajo y salud, en cada uno de los capítulos centrales del informe. Además, tomando en cuenta los efectos de la pandemia global del COVID-19, el informe dedica un capítulo para el análisis de la situación de derechos económicos, sociales, culturales y ambientales de las personas trans y de género diverso en la región. En su capítulo final, el informe contiene una serie de conclusiones y recomendaciones dirigidas a los Estados de la región para erradicar la exclusión estructural de las personas trans y de género diverso mediante el diseño e implementación de marcos normativos y políticas públicas que explícitamente atiendan los efectos concretos de la situación de exclusión histórica que padecen, dentro de una estrategia integral encaminada a la reducción de las desigualdades.

Entre los principales hallazgos contenidos en el informe destaca el número, cada vez mayor, de medidas adoptadas por los Estados para garantizar el reconocimiento de la identidad de género de las personas trans y de género diverso, así como para reparar y prevenir la violencia estructural que padecen. A la vez, la CIDH y su REDESCA reconocen que sigue existiendo un largo camino para satisfacer completamente las necesidades de protección y reconocimiento de las personas trans y de género diverso en la región.

Ante ello, la Comisión Interamericana y su Relatoría Especial reiteran la importancia de que los Estados Miembros de la OEA adopten diversas medidas legislativas, judiciales, ejecutivas y políticas públicas que reconozcan la identidad y la expresión de género como categorías prohibidas de discriminación, así como otras acciones específicas en favor del reconocimiento legal de la identidad de género. Asimismo, subrayan que los efectos de la exclusión estructural, a los que las personas trans y de género diverso son forzadas a vivir, sólo serán eliminados con un trabajo continuo, considerando los altísimos niveles de persecución, violencia y discriminación a los que se enfrentan. Por último, la CIDH reitera su voluntad de prestar cooperación técnica a los Estados para la implementación de las recomendaciones contenidas en este y otros informes relacionados con los derechos de las personas LGBTI.

Fuente/ prensa CIDH

Sobre Redacción ECL

Portal de Información, entrevistas y transmisiones en vivo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: