Editorial: TC Admisibilidad y Rechazo “Disolución del Congreso se consolida y elecciones congresales en marcha”

29 de octubre de 2019 –

ADMISIBILIDAD DE LA DEMANDA COMPETENCIAL.

El  pleno del Tribunal Constitucional dio a conocer su veredicto respecto a la demanda competencial presentada por el entonces Presidente del Congreso de la República  Pedro Olachea, la misma que ha sido admitida a trámite pero no necesariamente  deba entenderse que ha sido en reconocimiento  sí el Señor Olaechea tiene o no competencia  y legitimidad para presentar la demanda o sea considerado como el Presidente del Congreso, una alusión que no es correcta, porque el TC no ha dado ninguna opinión en concreto al respecto y en todo caso toda duda se despeja el 4 de noviembre cuando se publique en el portal web del TC, las razones de la admisibilidad.

Los 7 magistrados del TC  que debía admitirse a trámite para ir a una consideración de fondo que es lo que en realidad el Perú necesita saber para zanjar definitivamente el conflicto constitucional y competencial.

NO OLVIDARSE

El Código Procesal Constitucional señala en su artículo III.- Principios Procesales entre lo cuales se señala que ”  (..) Asimismo, el Juez y el Tribunal Constitucional deben adecuar la exigencia de las formalidades previstas en este Código al logro de los fines de los procesos constitucionales”-   Sin duda sería una de las razones por cuales se fundamente la admisibilidad de la demanda que NO ES IGUAL A INTERPRETAR QUE SE ADMITIÓ LA DEMANDA PORQUE EL SR. OLAECHEA ESTE FACULTADO PARA  HACERLO  Ó PORQUE SEA EN SU CONDICIÓN DE PRESIDENTE DEL CONGRESO. 

Disolución del Congreso se consolida.-

Lo que sí es concreto e irremediable son las elecciones extraordinarias congresales 2020, por dos razones, primero porque el propio miembro del TC Carlos Ramos sostuvo hoy ante la prensa que “la ciudadanía tiene que estar tranquila ese sentido, las elecciones están en marcha muy independientemente de lo que resuelva el TC “. Lo cual quiere decir, que  la disolución del Congreso es un hecho irremediable e imposible de restituirse.

En segundo, lugar, porque el propio  TC  declaró por amplia  mayoría 5- 2 declarar  improcedente la solicitud de Olaechea de  suspender los efectos de la disolución del Congreso, en consecuencia,  la disolución del congreso se queda como está y el proceso electoral en marcha camino a una nueva representación  nacional.

Tampoco el TC ha interpretado en este veredicto, las competencias de la Comisión Permanente como se ha hecho alusión en otros medios ni mucho menos ha reconocido o dicho algo respecto sí el Señor Olaechea es reconocido como Presidente del Congreso, pero de lo que sí tenemos que aplicar es la lógica y coherencia de las cosas que van tomando punto a partir de las primeras decisiones del TC, así por ejemplo, el rechazo a la juramentación de Gonzalo Ortiz de Zevallos primo de Olaechea, a quien se le dijo que no podía ser juramentado como  nuevo miembro del TC porque su proceso de elección no había concluído  y eso solo lo resuelve el nuevo Congreso.

Ergo, se tiene que esperar a las elecciones del  nuevo Congreso 2020 para decidirlo, y es unas de las tareas prioritarias no el hecho de la juramentación del citado abogado, que a nuestro entender debería declarado nula por ser una elección cuestionada en su concepción y naturaleza, razón por la cual se disolvió el Congreso en uso de las  facultades constitucionales del Presidente de la República, tema que sin duda el TC definirá dentro de poco.

TC y el futuro de la gobernabilidad .-

Lo que resuelva el TC será para realizar los ajustes constitucionales sobre el tema pero para el futuro no será de forma retroactiva y el TC como intérprete de la CPP, sabe de antemano que no se le puede arrebatar al pueblo, a su pueblo  “el derecho a elegir”.  el conflicto constitucional se viene superando en parte con la convocatoria de procesos electorales 2020 y en ese sentido, el TC deberá valorar la ponderación de los hechos y el clima de paz que se viene  dando al ponerse fin al enfrentamiento entre el Ejecutivo y Legislativo.

Dejemos que nuestro TC, termine de decidirlo sin especulaciones, sabemos que ellos mismos tienen sus propias posiciones, pero aquí se pondera lo que  la disolución del Congreso representa para el Perú en estos momentos, los ajustes constitucionales para la gobernabilidad en adelante pues así lo manifestó  y sí creemos que se deben dar los ajustes necesarios acordes con la supremacía del respeto a los derechos humanos.

Sobre el acceso a la justicia.- 

Otro de los aspectos que debe tomarse en cuenta,es que el hecho de que el TC admita o no, declara improcedente o no un proceso o demanda constitucional no necesariamente ello significa que se  ha ya vulnerado el derecho de acceso a la justicia, sino tendríamos que decir, que todas las resoluciones del TC, del Poder Judicial o administrativa u otro, que no admite a trámite un pedido, demanda o solicitud se ha vulnerado el acceso a la justicia y eso no es así. Mucho cuenta el contexto, en que ello se da y tener en cuenta las herramientas del Derecho Internacional de los Derechos Humanos. Por ejemplo, el TC declaró improcedente la medida cautelar y no por ello deba  interpretarse como  una denegación de acceso a la justicia.

 

Sobre Redacción ECL

Portal de Información, entrevistas y transmisiones en vivo

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: