Presidente Sagasti presidió la ceremonia de Condecoración de la Orden del Trabajo es el más alto reconocimiento que la Nación concede a los trabajadores en la actividad pública o privada

El presidente de la República, Francisco Sagasti, lideró hoy la ceremonia de condecoración con la Orden del Trabajo y afirmó que este reconocimiento es un homenaje especial a los cientos de médicos y enfermeras que han partido, antes de tiempo, debido a la lucha contra la pandemia de la COVID-19. “Para todas nuestras hermanas y hermanos del Colegio Médico del Perú y del Colegio de Enfermeros, este reconocimiento es una pequeña forma de darles gracias por todo lo que hacen. Sabemos que no será olvidado nunca”, afirmó.
La ceremonia se realizó en el Salón Dorado de Palacio de Gobierno y contó con la participación del ministro de Trabajo y Promoción del Empleo, Javier Palacios Gallegos.
La Condecoración de la Orden del Trabajo es el más alto reconocimiento que la Nación concede a los trabajadores en la actividad pública o privada, empleadores o cualquier otra persona, nacional o extranjera, que, por sus acciones distinguidas, calificados merecimientos y comprobados servicios en provecho de las relaciones laborales y de la seguridad social en el Perú, han contribuido significativamente para este fin, subrayó el mandatario. Anotó que “hoy estamos reconociendo, como Estado, la labor sobresaliente y extraordinaria, de ejemplos de vida, de trabajo y, sobre todo, de valor y compromiso con todos los peruanos”.
El jefe del Estado sostuvo que tampoco será olvidado el abogado y exministro de Trabajo, Javier Neves Mujica, quien fue condecorado, de manera póstuma, con el grado de Gran Cruz. El presidente Sagasti entregó la distinción a Lorena Neves Lezameta. Refirió que Neves ha sido reconocido no solo por su impecable trayectoria profesional y académica, sino también por formar generaciones de jóvenes abogados laboralistas y, al mismo tiempo, fomentarles la vocación de servicio que él tenía y ejerció durante su vida.
Manifestó que también condecoramos esta tarde, de manera póstuma, a Julio Gamero Requena, Diego Arrieta Elera, Juan Guerrero Químper y Manuel Arévalo Cáceres. “Reconocemos de manera simbólica, pero significativa, la trayectoria de vida de estos cinco profesionales que han inscrito sus nombres en las páginas ejemplares del mundo del trabajo, en el año del Bicentenario de la independencia”, apuntó.
Asimismo, afirmó que al otorgar la Orden del Trabajo al Colegio Médico del Perú y al Colegio de Enfermeros, así como a José Luis Ramírez Gastón, Carlos Pérez Gavidia, Verónica Valderrama Garibaldi y Delia Cruz Escobar, el Estado reconoce y rinde homenaje al esfuerzo de las instituciones y personas que, día a día, ofrecen su dedicación para mejorar las condiciones de trabajo y los derechos de los trabajadores y trabajadoras. “Se trata de personas o instituciones que, desde su propio espacio profesional, laboral o representativo, han desempeñado las diversas facetas del mundo laboral, sea como promotores de los derechos de los trabajadores, el fortalecimiento del movimiento sindical, del mundo de la academia y la enseñanza universitaria, o, como en el caso de los reconocimientos a enfermeras y médicos, ofrendando su propia vida en el cumplimiento de su trabajo”, subrayó.
“Que el ejemplo y las enseñanzas de estas mujeres, hombres e instituciones que hoy hemos condecorado, se mantengan como un activo, como una luz que ilumine, en el año del Bicentenario, a las futuras generaciones de peruanos y peruanas que buscan un compromiso auténtico con el servicio a la comunidad, con los valores y la ética laboral”, señaló.
“Desde el gobierno que tengo el honor de presidir realmente reconocemos y agradecemos estos ejemplos de decencia, dignidad y compromiso, que nos permiten mirar con optimismo y esperanza el inicio del tercer siglo de vida independiente de nuestro país en solo unos pocos días”, puntualizó.
Fuente/ Presidencia Perú

Sobre Redacción ECL

Portal de Información, entrevistas y transmisiones en vivo

Comments

A %d blogueros les gusta esto: