La Unión Europea y el Reino Unido siguen sin acuerdo pos-Brexit: La pesca es el principal obstáculo para cerrar el pacto

La Unión Europea y el Reino Unido siguen sin alcanzar un acuerdo pos-Brexit. El Parlamento Europeo había dado hasta la medianoche de este domingo para que se alcanzase, pudiendo así contar con el tiempo necesario para poder analizarlo antes de su ratificación. Sin embargo ambas partes han optado por alargar las negociaciones antes de que la ruptura se haga efectiva el 1 de enero.

La pesca es el principal obstáculo para cerrar el pacto, a pesar de su poco peso en la economía británica. Bruselas quiere que se mantenga el statu quo actual para los pescadores de la UE que faenan en caladeros del Reino Unido y para los británicos que lo hacen en aguas comunitarias. Londres quiere que este apartado se negocie todos los años, algo inasumible para las empresas europeas del sector, que ven su supervivencia en peligro.

En caso de no alcanzar un acuerdo, el comercio entre Bruselas y Londres se realizará según las normas de la Organización Mundial del Comercio, lo que supondrá aranceles y cuotas, con graves consecuencias para sus economías, muy afectadas por el coronavirus.

“El procedimiento parlamentario normal para un acuerdo ya no es posible. No es posible la ratificación para el 31.12.2020. Ahora tenemos que pensar muy objetivamente sobre cómo tratar la situación”, tuiteó poco antes de la pasada medianoche el presidente de la comisión de Comercio del Parlamento Europeo, Bernd Lange.

Ante esta situación, en la que “todavía no está claro si habrá un acuerdo”, el presidente de la comisión de Exteriores de la Eurocámara, David McAllister, anunció en Twitter la convocatoria de “una reunión extraordinaria del Grupo de Coordinación del Parlamento Europeo sobre el Reino Unido” las 9:45 horas “para evaluar la situación y discutir los próximos pasos”.

Francia había rechazado el límite fijado por la Eurocámara y la Comisión Europea tampoco lo había asumido. El hecho de que no haya habido aún acuerdo no significa que no pueda haberlo de aquí al 31 de diciembre, e incluso el pacto podría aplicarse provisionalmente a partir del 1 de enero a la espera de ser ratificado por la Eurocámara y el Parlamento británico.

El negociador de los Veintisiete, Michel Barnier, afirmó este domingo que “en este momento crucial para las negociaciones entre la Unión Europea y el Reino Unido”, Bruselas sigue trabajando “duro” con el equipo británico.

“La UE sigue comprometida con un acuerdo justo, recíproco y equilibrado. Respetamos la soberanía del Reino Unido. Y esperamos lo mismo. Tanto la UE como el Reino Unido deben tener el derecho a fijar sus propias leyes y controlar sus propias aguas. Y los dos deberíamos ser capaces de actuar cuando nuestros intereses estén en juego”, publicó en Twitter.

El jueves pasado, los líderes de los grupos parlamentarios de la Eurocámara fijaron las 00.00 horas de este lunes como el momento límite para contar con un pacto, ya que si se retrasaba más, como ha sucedido, no dispondría de suficiente tiempo para hacer el escrutinio del texto previo a su ratificación en un pleno extraordinario a final de año.

El Parlamento Europeo lleva semanas advirtiendo de que ostenta la competencia de revisar los acuerdos comerciales a los que llega la Unión Europea con terceros países e insistiendo en que necesitará tiempo para realizar un escrutinio de los textos, que habitualmente cuentan con cientos de páginas.

Una vez reciba el texto formalmente, el Parlamento Europeo debe convocar un pleno de dos días para anunciar la recepción del pacto y su remisión a las comisiones competentes, para que den su luz verde y lo devuelvan al pleno para su voto final al día siguiente, usando todos los procedimientos urgentes de los que disponen.

En cualquier caso, superado el plazo, si se logra un pacto antes de fin de año, el 1 de enero podría aplicarse de manera provisional sin el consentimiento de la Eurocámara, que validaría el acuerdo ya en 2021. Durante un debate en el Parlamento Europeo el viernes, la mayoría de eurodiputados pusieron el acento en la necesidad de tener tiempo para analizar el pacto antes de ratificarlo.

No obstante, el copresidente del grupo de los Verdes, Philippe Lamberts, planteó como alternativa prolongar la transición uno o dos meses, para que la legislación comunitaria se siga aplicando en el Reino Unido a principios de 2021, o incluso aplicar el tratado de manera provisional, una opción que, de todas formas, no le satisface.

Más allá de los plazos, los equipos negociadores británico y comunitario siguen sin lograr un consenso, sobre todo, en la cuestión pesquera. La Alianza Pesquera Europea (EUFA), que representa a las flotas de los países de la UE que tradicionalmente han pescado en las aguas británicas e incluye a la Confederación Española de Pesca (Cepesca), denunció el sábado en un comunicado que el sector está “al borde del abismo”.

“Pese a las repetidas promesas, estamos a punto de ser vendidos con la oferta que la Comisión Europea le ha hecho al Reino Unido. Más aún cuando se prevé que las negociaciones pesqueras con el Reino Unido comiencen de nuevo después de solo 6 ó 7 años”, criticó.

 

Fuente/ El Periódico/ Euronew

Sobre Redacción ECL

Portal de noticias e información del Perú y del Mundo, entrevistas y transmisiones en vivo
A %d blogueros les gusta esto: