Consejo de Derechos Humanos ONU: Programa Mundial para la Educación en Derechos Humanos: aprobación del plan de acción para la cuarta etapa

26 de octubre de 2019

CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS DE LAS NACIONES UNIDAS.–   Durante el 42 período de sesiones de Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas  comprendido del 09 al 27 de septiembre de 2019 ( Ginebra), los 47 Estados miembros aprobaron interesantes resoluciones en materia de derechos humanos que marcan nuevos consensos para  garantizar el compromiso  internacional para la vigencia y respeto universal en nuestros humanos.  Siendo el Perú un Estado miembro original de las Naciones Unidas y teniendo a su vez un asiento vigente en el seno del Consejo, es importante que todos los peruanos y extranjeros que estamos bajo la jurisdicción del Estado podamos socializar con la acciones y decisiones que se adoptan en beneficio de la humanidad. De modo que, una ciudadanía bien informada es la garantía para hacer prevalecer el respeto de sus derechos pero a su vez, asumiendo el compromiso para con  el cumplimiento de deberes; exigir a su Estado la abstención de toda acción u omisión que implique un perjuicio al respeto universal de derechos acorde con los compromisos internacionales asumidos. 

Temática 5 .- Programa Mundial para la Educación en Derechos Humanos: aprobación del plan de acción para la cuarta etapa

En este período de sesiones se adoptó la Resolución  A/HRC/42/L.5  Programa Mundial para la Educación en Derechos Humanos: aprobación del plan de acción para la cuarta etapa en los términos siguientes: 

El Consejo de Derechos Humanos, Guiado por los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas, Reafirmando que, de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos y como se establece en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y en otros instrumentos internacionales de derechos humanos, los Estados tienen el deber de velar por que la educación esté encaminada al fortalecimiento del respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales,

Recordando las resoluciones de la Asamblea General 59/113 A, de 10 de diciembre de 2004, en la que se proclamó el Programa Mundial para la Educación en Derechos Humanos, y 60/251, de 15 de marzo de 2006, en la que se decidió, entre otras cosas, que el Consejo de Derechos Humanos promovería la educación y el aprendizaje sobre los derechos humanos, Reafirmando la Declaración de las Naciones Unidas sobre Educación y Formación en materia de Derechos Humanos, aprobada por la Asamblea General en su resolución 66/137, de 19 de diciembre de 2011,

Recordando sus resoluciones sobre el Programa Mundial para la Educación en Derechos Humanos,

Recordando también que el Programa Mundial es una iniciativa en curso, estructurada en etapas consecutivas, para promover la puesta en marcha de programas de educación en la esfera de los derechos humanos en todos los sectores, y que los Estados deben seguir cumpliendo lo previsto para las etapas anteriores a la vez que adoptan las medidas necesarias para llevar a término la etapa actual, Reconociendo que, en su primera etapa, el Programa Mundial se centró en la integración de la educación sobre los derechos humanos en los sistemas de enseñanza primaria y secundaria; en su segunda etapa, en la educación sobre los derechos humanos en la enseñanza superior y en la formación en materia de derechos humanos dirigida a los docentes y educadores, los funcionarios, los agentes del orden y el personal militar; y, en su tercera etapa, en el refuerzo de la aplicación de las dos primeras etapas y en la promoción de formación en materia de derechos humanos dirigida a los profesionales de los medios de comunicación y los periodistas,

Recordando la resolución 39/3 del Consejo de Derechos Humanos, de 27 de septiembre de 2018, en la que el Consejo decidió que la cuarta etapa del Programa Mundial se centrase en los jóvenes y estuviese en consonancia con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y, en particular, con la meta 4.7 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y solicitó a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos que preparase un plan de acción para la cuarta etapa,

Tomando nota de la Estrategia de las Naciones Unidas para la Juventud, puesta en marcha por el Secretario General en septiembre de 2018, en la que las Naciones Unidas se comprometen a redoblar los esfuerzos para proteger y promover los derechos de los jóvenes y apoyar su participación cívica y política, entre otras cosas mediante la educación en materia de derechos humanos,

1. Toma nota con aprecio del proyecto de plan de acción para la cuarta etapa (2020-2024) del Programa Mundial para la Educación en Derechos Humanos y acoge con beneplácito los esfuerzos desplegados por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos a fin de elaborar dicho proyecto en consulta con los Estados, las organizaciones intergubernamentales pertinentes, las instituciones nacionales de derechos humanos, la sociedad civil y los jóvenes;

2. Aprueba el plan de acción para la cuarta etapa (2020-2024) del Programa Mundial para la Educación en Derechos Humanos;

3. Exhorta a todos los Estados y otros interesados pertinentes a que pongan en marcha iniciativas de conformidad con el Programa Mundial y, en particular, a que apliquen, en la medida de sus posibilidades, el plan de acción para la cuarta etapa, y alienta a los Estados a que presenten a la Oficina del Alto Comisionado sus informes de mitad de período sobre los progresos realizados y sus informes finales de evaluación nacional sobre la aplicación de la cuarta etapa, como se especifica en el plan de acción;

4. Alienta a los Estados y a los interesados pertinentes a que, durante la cuarta etapa del Programa Mundial, redoblen los esfuerzos a fin de seguir cumpliendo también lo previsto para las tres etapas anteriores, en particular mediante la realización de sus propias actividades en apoyo de las cuatro etapas;

5. Solicita a la Oficina del Alto Comisionado que, en estrecha cooperación con los organismos pertinentes de las Naciones Unidas, entre ellos la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, la Oficina del Enviado del Secretario General para la Juventud, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Fondo de Población de las Naciones Unidas, promueva la aplicación del plan de acción en el plano nacional, preste asistencia técnica cuando se le solicite y coordine las actividades internacionales conexas;

6. Hace un llamamiento a los órganos, instituciones y organismos competentes del sistema de las Naciones Unidas, así como a todas las demás organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales internacionales y regionales, para que, en el marco de sus respectivos mandatos, promuevan la aplicación nacional del plan de acción y presten asistencia técnica a este fin cuando se les solicite;

7. Alienta a todas las instituciones nacionales de derechos humanos a que, de conformidad con el plan de acción, presten asistencia para la aplicación de los programas de educación sobre los derechos humanos;

8. Solicita a la Oficina del Alto Comisionado, a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, a la Oficina del Enviado del Secretario General para la Juventud y a la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres que den amplia difusión al plan de acción entre los Estados y las organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, las instituciones nacionales de derechos humanos y la sociedad civil;

9. Recuerda a los Estados la necesidad de elaborar y presentar sus informes nacionales de evaluación sobre la tercera etapa del Programa Mundial a la Oficina del Alto Comisionado en abril de 2020 a más tardar;

10. Solicita a la Oficina del Alto Comisionado que presente al Consejo de Derechos Humanos, en su 45º período de sesiones, un informe final sobre la aplicación de la tercera etapa del Programa Mundial, sobre la base de los informes nacionales de evaluación;

11. Decide hacer un seguimiento de la aplicación del Programa Mundial en 2022 y solicita a la Oficina del Alto Comisionado que prepare, con los recursos disponibles, un informe de mitad de período sobre los progresos realizados en la aplicación de la cuarta etapa del Programa Mundial y lo presente al Consejo en su 51er período de sesiones;

12. Decide también organizar en su 48º período de sesiones una mesa redonda de alto nivel sobre el tema “Décimo aniversario de la Declaración de las Naciones Unidas sobre Educación y Formación en materia de Derechos Humanos: buenas prácticas, dificultades y camino a seguir” para conmemorar el décimo aniversario de la Declaración de las Naciones Unidas sobre Educación y Formación en materia de Derechos Humanos, decide además que los debates sean plenamente accesibles para las personas con discapacidad y solicita a la Oficina del Alto Comisionado que elabore un informe resumido de los debates y lo presente al Consejo de Derechos Humanos en su 49º período de sesiones.

DESCARGAR LA RESOLUCIÓN CDH EDUCACION MUNDIAL EN DDHH

Abog. Lesly LLatas Ramírez/ Especialista en Derecho Internacional de DDHH y directora del Diario Web Entérate Digital.Pe

correo: digital.pe20@gmail.com

Sobre Redacción ECL

Portal de Información, entrevistas y transmisiones en vivo

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: