No me simpatiza el Parlamento

Los hechos traen sus consecuencias. El ex mandatario es preso de sus propios errores, negaciones y mentiras buscando culpables para mitigar el impacto de su conducta en el plano político. Culpa al Parlamento por haber aprobado en Comisión Permanente el informe de Acusación Constitucional y su inhabilitación por 10 años por el caso de la vacunagate.

Dice que “es una acusación exprés” ¿Por qué? ¿No se le permitió acaso ejercer su defensa? ¿No fue acompañado por su abogado de libre elección? ¿No hizo uso de la palabra? ¿Se le impidió ejercer su defensa? No. Las otras dos exministras también se defendieron e hicieron uso de la palabra, que estén de acuerdo o no con la decisión del Parlamento es otra cosa, la defensa sabrá qué canales democráticos, constitucional y legal utilizará para defender a sus patrocinados.

De otro lado, ha recurrido a un Amparo constitucional contra el Congreso, para impedir que el Parlamento no prosiga con el proceso de acusación constitucional en su contra, el Poder Judicial aún no se pronuncia al respecto y está aún dentro de los plazos para hacerlo. (Estamos en sede interna)

También ha interpuesto una medida cautelar ante la CIDH, la que debería ser declarada inadmisible porque al haber interpuesto un Amparo constitucional tendrá primero que resolverse en sede interna (Estado). El acceso a la jurisdicción Internacional es un derecho (Art. 205 CPP) pero está condicionado a agotar los recursos idóneos y efectivos en sede interna.

El Sr. Vizcarra debe saber que los órganos supranacionales “no son una cuarta instancia, tampoco los hechos se encuentran contemplado dentro de las causales de excepción al agotamiento de la vía interna que señala la Convención Americana de Derechos Humanos ni aquéllas resueltas vía opinión consultiva por la Corte IDH (indigencia y temor generalizado de abogados). En consecuencia, tiene que agotar primero la vía interna.

Por si fuera poco, su abogado defensor declaró ante un medio de comunicación televisivo que denunciaría penalmente a los congresistas. Esto es preocupante ¿Está amedrentando al Parlamento? No nos asombraría sino recordemos como el Sr. Vizcarra “pechaba” al Congreso y los amenazaba con “cuestiones de confianza” hasta que finalmente lo disolvió. Al parecer, al Ing. Vizcarra no le simpatiza los parlamentos.

Las dos exministras reconocieron que fue un error hacerlo “vacunarse” y viene afrontando el mismo proceso acusatorio con las mismas reglas y plazos que al Ing. Vizcarra.

En el Perú vivimos una democracia y no se puede pretender menoscabar funciones y/o atribuciones de ningún órgano o poder del Estado.

Fuente/ Diario La Noticia

 

Sobre Lesly Llatas Ramírez

Abogada, docente y Magister en Derecho Constitucional y Derechos Humanos. Especialista en Derechos Humanos, Internacional, Internacional Humanitario y Constitucional.

Comments

A %d blogueros les gusta esto: