“Ni olvido ni perdón: incineren el cadáver de Abimael Guzmán”

Es inaudito, el silencio de algunos políticos, ONG, quienes en otras oportunidades ante hechos menos trascendentales “alzan su voz de protesta” e instigan salir a las calles; y, en este caso concreto, sobre el destino del cadáver de Abimael Guzmán no dicen ni hacen nada. Los peruanos requerimos decisiones de parte del Ejecutivo y Legislativo, no que eludan su responsabilidad política, están obligados a autoconvocarse y pronunciarse públicamente, ante el pueblo peruano. El inciso 22 del artículo 2 de la Constitución, dice toda persona tiene derecho: “A LA PAZ Y TRANQUILIDAD PÚBLICA” (…), motivo por el cual, se le debe brindar apoyo y respaldo legal a la Fiscalía, debiéndose dictar un DS para que se ejecute la incineración, como lo hicieron por razones sanitarias con los fallecidos de Covid-19. No debemos permitir un “olvido total” de los fallecidos por acciones asesinas de Sendero Luminoso, pérdida de un miembro familiar, amigo, conocido; el apartado a) del inciso 24 del artículo 2 de la Constitución. “(…) nadie está impedido de hacer lo que ella no prohíbe”. Se sostiene que es la Fiscalía quien debe disponer el destino del cadáver, pero, necesita respaldo y no lo dejen solo.

Disponer la incineración de un cadáver que es un objeto y la apología al delito de terrorismo, que se va producir, al no llevarse a cabo la cremación de quien hizo tanto daño al país y familias, ejecutando asesinatos más crueles que podamos imaginar –inocentes– apagones, paros armados, explosión de coches bombas; para que le rindan culto, sus seguidores, los peruanos no debemos permitirlo. Es casi seguro, que van a formular denuncias, aduciendo que se ha cometido el delito de ofensa a la memoria de los muertos, pero la cremación no está incluida dentro de este delito, en el hipotético y negado caso de que se aceptara esta denuncia, quienes disponen la incineración están exentos de responsabilidad penal – estado de necesidad– porque primero está la paz y tranquilidad del país, evitando el delito de apología del terrorismo.

Ante este silencio cómplice, verificamos que los integrantes de Perú Libre siguen adelante con llevar a como dé lugar –inconstitucionalmente– su “Asamblea Constituyente”, para perpetuarse en el poder, como lo han manifestado sus líderes, sosteniendo que la misma va a estar integrada por un grupo de personas que ellos van a designar, y otro grupo minoritario, serán “elegidos”, para luego, disponer el cierre del Congreso, el Tribunal Constitucional, el Poder Judicial, Ministerio Público, Contralor General de la República, Defensor del Pueblo; y, elegir a sus “nuevos integrantes”. Esto no debemos permitirlo, tenemos que unirnos y luchar en todos los frentes para que no vuelva el terrorismo, bajo esta fachada de una nueva Constitución.

Fuente / Exitosa noticias

Sobre Mario Amoretti Pachas

Abogado por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, magíster en Ciencias Penales por la Universidad Particular San Martín de Porres, doctorando en Ciencias Penales de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (estudios concluidos), profesor de Derecho Penal y Procesal Penal en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Exdecano del Colegio de Abogados de Lima Correo: marioamorettipachas2@gmail.com

Comments

A %d blogueros les gusta esto: