Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres condena un nuevo ataque mortal contra un convoy de las fuerzas de mantenimiento de paz de la ONU en Malí

El Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, condenó enérgicamente este sábado un nuevo ataque mortal contra un convoy de las fuerzas de mantenimiento de paz de la ONU en el que falleció un casco azul egipcio y dejó gravemente herido a otro.

El suceso se produjo la tarde del viernes en las cercanías de Tessalit, en la región de Kidal, cuando un camión que formaba parte de un convoy de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en Mali (MINUSMA) detonó un artefacto explosivo improvisado.

“El Secretario General transmite su más sentido pésame a la familia del difunto, así como al pueblo y al gobierno de Egipto. Desea una pronta y completa recuperación al personal de mantenimiento de la paz herido”, afirma un comunicado emitido por la oficina del portavoz de Guterres.

El titular de la ONU recordó que los ataques contra las fuerzas de paz de la Organización pueden constituir un crimen de guerra y mostró el total apoyo de las Naciones Unidas a las autoridades malienses para identificar y llevar ante la justicia de modo inmediato a los autores de este atroz ataque.

El gobierno de Malí trata de recuperar la estabilidad y recuperarse tras una serie de contratiempos que han fracturado al país desde el año 2012. Entre ellos está un intento de golpe de Estado el pasado mes de agosto, la reanudación de los combates entre las fuerzas del Gobierno y los rebeldes tuaregs y la breve toma del territorio septentrional por extremistas radicales.

El futuro de Mali se decide en los próximos dieciocho meses

El debilitamiento de las instituciones centrales, la pérdida de confianza en los actores políticos y el aumento de los líderes religiosos que exigen un cambio, fueron algunos de los factores que condujeron al intento de golpe militar el 18 de agosto.

Durante una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU celebrada este miércoles, el representante especial y jefe de la MINUSMA, Mahamat Saleh Annadif, explicó que el país africano se encuentra en estos momentos en un período de transición de dieciocho meses, de los cuales ya ha consumido cuatro, que conducirá a la convocatoria de elecciones presidenciales y legislativas.

“Sin embargo, nunca es demasiado tarde para alcanzar un consenso mínimo sobre los elementos esenciales de la paz y la estabilidad, porque está en juego el futuro de Mali “, indicó el máximo responsable de la Misión.

Sobre Redacción ECL

Portal de Información, entrevistas y transmisiones en vivo
A %d blogueros les gusta esto: