Reino Unido: primer ministro Boris Johnson ha ordenado restricciones más duras tras el preocupante aumento de los contagios

Desde este domingo, Londres es una ciudad blindada en la que los negocios no esenciales están cerrados. Así lo ha decidido Boris Johnson. El primer ministro del Reino Unido ha ordenado restricciones más duras tras el preocupante aumento de los contagios y el descubrimiento de una nueva cepa del coronavirus más contagiosa. Las medidas trastocan los planes navideños de muchos británicos.

Johnson justifica el porqué de su decisión. “Cuando la ciencia cambia, nosotros debemos cambiar nuestra respuesta. Cuando el virus cambia su método de ataque, nosotros debemos cambiar nuestro método de defensa. Como primer ministro del Reino Unido creo, sinceramente, que no me queda otra alternativa”, declara Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido.

“No puedo ir de compras. Pueden elevar el nivel de alerta pero, siendo realistas, no pueden impedir que la gente vaya a ver a sus familias”, declara Chiara Morreale, residente en Londres.

“Considero que es la medida correcta en este momento. Con la nueva cepa que llega a la zona, ahora, la situación puede ser muy grave. No queremos agobiar al Sistema Nacional de Salud”, afirma Marcel Hadula, ciudadano que reside en Londres.

Ante la aparición en escena de la nueva variante de la COVID-19, Escocia ha optado también por endurecer las restricciones y ha vetado la entrada de ciudadanos en su territorio.

 

 

Sobre Redacción ECL

Portal de Información, entrevistas y transmisiones en vivo

Comments

A %d blogueros les gusta esto: