Recomendaciones para cuidar a un paciente de (COVID-19). !Presta atención!

Si un familiar tuyo ha contraído coronavirus (COVID-19) o es sospechoso de tenerlo, y presenta síntomas leves, puede recibir atención médica en su hogar. Para poder atenderlo de manera segura, debes tener en cuenta las siguientes consideraciones.

Recomendaciones para el paciente:

  • El paciente deberá estar en una habitación bien ventilada. Mantén las ventanas y la puerta abiertas.
  • Reduce los espacios compartidos con el paciente, como la sala, el baño o la cocina. En caso de que necesite moverse dentro de su domicilio, el paciente deberá tener una mascarilla. Además, todas las áreas de tránsito deben estar ventiladas.
  • Si debe acudir a una consulta médica, deberá usar una mascarilla durante todo el tiempo que esté fuera de su casa. Si es posible, es recomendable solicitar una consulta médica en su domicilio.
  • El paciente deberá lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón entre 20 y 30 segundos, o utilizar gel antibacterial a base de alcohol, especialmente después de toser, estornudar o usar pañuelos desechables.Ten en cuenta que el gel antibacterial no reemplaza el lavado de manos con jabón.
  • Mientras dure la enfermedad o presente síntomas, no deberá ir a trabajar, estudiar o realizar actividades que requieran esfuerzo físico.

Ver video: ¿Cómo hacer cuarentena si tienes la COVID-19?

Recomendaciones para los cuidadores:

  • Limitar el número de personas a cargo del paciente. La persona que deba atender deberá gozar de buena salud y no puede tener enfermedades crónicas o que afecten a su respuesta inmunitaria.
  • No se debe permitir el ingreso de visitantes.
  • Aplicar las medidas de higiene de manos después de cualquier tipo de contacto con el paciente o con su entorno inmediato. Asimismo, se debe seguir la misma indicación antes y después de preparar alimentos, antes de comer, después de usar el baño y siempre que se advierta suciedad en las manos.
  • La persona encargada del cuidado del paciente deberá utilizar una mascarilla médica simple bien ajustada que cubra la boca y la nariz cuando se encuentren en la misma estancia que el paciente.
  • Las sábanas, toallas, platos y cubiertos utilizados por el paciente no deben compartirse con otras personas. Después de su uso, deberán lavarse con agua y jabón, evitando mezclarlos con prendas de otras personas. No es necesario desecharlos.
  • La ropa, toallas, ropa de cama y demás prendas de las personas enfermas o sospechosas de tener la enfermedad no deben mezclarse con prendas de los demás familiares al momento del lavado.
  • Es necesario desinfectar diariamente las superficies de uso cotidiano. Por ejemplo, mesa de noche o muebles de dormitorio.
  • El cuarto de baño y retrete deberán ser limpiados y desinfectados con lejía al menos una vez al día.
  • Los guantes, las mascarillas y cualquier otro desecho del paciente deben colocarse en un recipiente con tapa situado en su habitación y, posteriormente, eliminarse como desechos infecciosos.
  • Para eliminar dichos residuos, se deberá cerrar herméticamente la bolsa, rociarla con una solución de lejía (al 1%) y colocarla en otra bolsa. Las bolsas no se deben abrir por ningún motivo.
  • Los tachos que contuvieron los residuos deben ser lavados y desinfectados con solución de lejía (al 1%). Después de desinfectar el recipiente, deberás lavarte las manos con agua y jabón.

Fuente/ MINSA

Sobre Redacción ECL

Portal de Información, entrevistas y transmisiones en vivo

Comments

A %d blogueros les gusta esto: