Nepal: portavoz de la ONU pide a los líderes de Nepal revitalizar justicia transicional para prevenir repetición de las violaciones y abusos

Portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos: Marta Hurtado

Ubicación: Ginebra

Fecha: 23 de noviembre de 2021

Hace quince años, un acuerdo de paz puso fin al amargo conflicto de 10 años en Nepal que dejó más de 13.000 personas, principalmente civiles, muertas. Durante el conflicto, ambas partes cometieron graves violaciones de derechos humanos, incluidas ejecuciones extrajudiciales, tortura, violencia sexual y desapariciones forzadas.

Desde entonces, Nepal ha permanecido en paz, promulgó una nueva constitución en 2015 y está en transición hacia una estructura de gobierno federal. Sin embargo, seguimos profundamente preocupados por la falta de avances tangibles en la justicia de transición, que fue un compromiso clave en el marco del Acuerdo General de Paz (CPA) firmado el 21 de noviembre de 2006.

Los sucesivos gobiernos se han comprometido a impulsar el proceso de justicia transicional a través de un enfoque abierto, consultivo y centrado en las víctimas. Pero estos compromisos no se han cumplido. Concretamente, no ha habido avances para enmendar el marco legal de la justicia transicional de acuerdo con las obligaciones de Nepal en virtud del derecho internacional y los principios establecidos por las sentencias de la Corte Suprema en 2014 y 2015.

Los compromisos establecidos en el acuerdo de paz incluyeron establecer la verdad sobre el desarrollo del conflicto y garantizar que las víctimas reciban justicia y reparación. Pero este objetivo sigue siendo difícil de alcanzar, y los repetidos intentos de eludir el proceso han resultado en una pérdida de confianza, especialmente entre los grupos de víctimas y la sociedad civil.

El Gobierno generó expectativas en 2019 de que organizaría consultas de base amplia con los grupos de víctimas y la sociedad civil, pero esas esperanzas se vieron frustradas cuando las autoridades se apresuraron a realizar consultas en enero de 2020.

Sin un proceso genuino de justicia de transición, las necesidades de las víctimas seguirán sin ser atendidas y los agravios no resueltos impedirán que Nepal se aleje del camino hacia la reconciliación y el desarrollo plenos.

La Oficina de Derechos Humanos de la ONU jugó un papel importante en la construcción de la paz en Nepal, ofreciendo su apoyo y experiencia para hacer avanzar el proceso de justicia transicional de acuerdo con los estándares internacionales. Esperamos que el 15º aniversario del acuerdo de paz impulse a los líderes de Nepal a revitalizar el proceso de justicia transicional, estancado desde hace mucho tiempo, y garantizar que esté en consonancia con las normas internacionales, así como con las aspiraciones y los derechos de las víctimas.

Instamos al Gobierno de Nepal a que lleve a cabo un proceso de justicia transicional verdaderamente justo, integral y transparente que sea capaz de ganarse la confianza de las partes interesadas clave y garantice la rendición de cuentas por las violaciones graves, así como la verdad, la justicia y la reparación para las víctimas.

Ese proceso ayudaría a prevenir la repetición de las violaciones y abusos que afligieron al país durante el conflicto que duró una década y formaría la base para una paz duradera en Nepal. Contribuiría a la realización de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en Nepal, en particular el ODS 16 sobre sociedades pacíficas e inclusivas, acceso a la justicia para todos e instituciones eficaces y responsables.

Sobre Redacción ECL

Portal de Información, entrevistas y transmisiones en vivo

Comments

A %d blogueros les gusta esto: