Consagración de Bielorrusia al Inmaculado Corazón de María

Para superar el coronavirus y la crisis sociopolítica, el presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Bielorrusia, arzobispo Tadeusz Kondrusiewicz, llamó a las comunidades eclesiales y fieles del país a celebrar un Acto de Consagración de Bielorrusia al Inmaculado Corazón de María, el 8 de diciembre de 2020, Solemnidad de la Inmaculada Concepción.

Ante el deterioro de la situación epidemiológica causada por la pandemia de Covid-19,  así como la continuación de una crisis sociopolítica muy peligrosa para el país, el presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Bielorrusia, arzobispo Tadeusz Kondrusiewicz  – desde su exilio a finales del mes de agosto,  llamó a las comunidades eclesiales y fieles del país a celebrar un Acto de Consagración de Bielorrusia al Inmaculado Corazón de María, el  8 de diciembre de 2020, Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María.

En una breve misiva, el arzobispo metropolitano de Minsk y Mogilev, recuerda que desde  la antigüedad se conoce la expresión piadosa: Ad Jesum per Mariam – “A Jesús por María”. De allí su invitación a que “con fe en la ayuda de María”, los bielorrusos acudan  a ella para pedirle a su Hijo, Jesús Misericordioso, que “todos nosotros y nuestra Patria tengamos la gracia de poner fin a la pandemia del coronavirus y vivir una vida en paz”.

El prelado bielorruso concluye, este domingo, el retiro espiritual de Adviento que se realizó desde el pasado 3 de diciembre, teniendo como sede virtual la Catedral del Santo Nombre de María, en Minsk. Los fieles pudieron seguir las reflexiones de monseñor Kondrusiewicz  a través de los canales oficiales de la Iglesia católica y las redes sociales.

La emergencia sanitaria en Bielorussia se ha agravado en las últimas semanas con el aumento diario de los casos de coronavirus, en comparación con el verano. El presidente del país, Alexandr Lukashenko, calificó de controlable la situación, sin embargo no descartó la posibilidad de introducir nueva medidas restrictivas para evitar más contagios.

Mientras tanto, los reclamos y presiones de la Unión Europea y de las Naciones Unidas (ONU) contra el mandatario continúan, especialmente luego que la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, denunció, el pasado viernes, que la situación de las libertades fundamentales en Bielorrusia ha empeorado en las últimas semanas, por lo que pidió liberación de los manifestantes aún detenidos desde las protestas de agosto contra un nuevo mandato de Lukashenko.

La alta comisionada manifestó asimismo su preocupación por la continua persecución a políticos opositores, periodistas, blogueros, abogados y defensores de derechos humanos, o el uso de violencia policial para dispersar las manifestaciones con el uso de gases lacrimógenos, cañones de agua, balas de goma y otras medidas “desproporcionadas”.

Sobre Redacción ECL

Portal de Información, entrevistas y transmisiones en vivo

Comments

A %d blogueros les gusta esto: