Mié. Oct 28th, 2020

Opinión: Los gobiernos ante la pandemia, por Luis Felipe Polo

29 de junio de 2020

Nuestra plataforma virtual de noticias e información, entrevistas y transmisiones en vivo Entérate con Lesly ( www.enterateconlesly.com) los invita a  leer el artículo del día de hoy lunes 29 de junio de autoria de Luis Felipe Polo y titulado “Los gobiernos ante la pandemia”que analiza la deficiencia de los  gobiernos, de un liderazgo político mundial.

Los gobiernos ante la pandemia

por Luis Felipe Polo/ Magister en Administración de Empresas, Experto en Derechos Humanos y  Resolución de Conflictos

Email: luisfelipepolo@gmail.com

www.luisfelipepolo.com

La pandemia del COVID-19 que hasta hoy ha causado más de 10 millones de contagios y más de medio millón de muertos en todo el mundo, ha traído también cambios de percepciones desde el punto de vista político y una visión diferente para los políticos, que en muchos casos no significan mejoras.

No es secreto la desconfianza de la población en sus instituciones públicas, los partidos políticos, los políticos y en general el Estado; y, es que en todos los países del mundo los políticos en general -son pocas las excepciones- han hecho carrera lucrando con el dolor humano y engañando a los más necesitados.

La tendencia en casi todos los países del mundo ha sido el descontento de los políticos y la desaprobación de sus gobiernos conforme transcurría el periodo para el que fueron elegidos; sin embargo, el manejo de la pandemia ha jugado en algunos casos a favor de los gobiernos.

Casi todos los líderes del mundo han experimentado un alza en sus aprobaciones que difícilmente podrían haber logrado en condiciones normales; y, es que los manejos de crisis (cualquiera el tipo que sea) hace que la ciudadanía al no tener el poder de decisión confíe en sus autoridades con la esperanza de devolverles la “tranquilidad” a la que estaban habituados a vivir anterior a la crisis.

Un ejemplo evidente es que luego de los ataques a las Torres Gemelas en septiembre de 2001, el índice de aprobación del presidente Bush, escaló hasta el 85%, con un pico de 92% y en otros casos también hay gobiernos que tuvieron mayor aceptación cuando se trataban de crisis internacionales y conflictos con otros países principalmente.

Podemos decir que el COVID-19 ha “salvado” a muchos políticos ante la baja aceptación de sus poblaciones, al sentirse traicionados porque los gobiernos no cumplen sus promesas y porque ante las demandas públicas a problemas históricos en cada país, siguen sin ser atendidas.

Una revisión rápida al histórico de las aceptaciones de los gobiernos muestra que han sido pocos quienes han terminado sus gobiernos con altos índices de aprobación, aunque después de algunos años fueron reelegidos nuevamente.

 Sin embargo, a raíz del manejo del COVID-19 tal vez y por primera vez en la historia, vemos un escenario donde mandatarios de distintas partes del mundo cosechan beneficios y réditos políticos por el manejo que le están dando.

En algunos casos, el cambio en la tendencia ha sido sorprendente; por ejemplo el presidente francés Emmanuel Macron​ parecía estar acorralado por las protestas de los “chalecos amarillos” y una creciente insatisfacción con su gestión. En febrero de este año, su índice de aprobación era del 29%. Actualmente, su popularidad es del 51% y para muchos analistas franceses se debe no necesariamente por Macron, sino que los franceses siempre apoyan a su presidente durante una guerra o una situación de crisis sin precedentes.

La Canciller alemana Angela Merkel, ha llegado en medio de la pandemia a casi un 80%. de aprobación gracias a su manejo de la crisis por la pandemia; por otro lado, el Primer Ministro de Italia​, Giuseppe Conte, también ha tenido un crecimiento de aceptación llegando casi a un 71%.

El Primer Ministro inglés Boris Johnson, a pesar que al principio minimizó la gravedad del virus y luego modificó su comportamiento, puso en marchas medidas de aislamiento, tuvo alza en su aprobación, más aun cuando se recuperó de haberse contagiado del COVID-19.

En América Latina, el presidente peruano Martin Vizcarra llego a más de 80% de aprobación ubicándose en el más alto de toda la región; en Chile, Sebastián Piñera, que venía de un desgaste impresionante por las protestas sociales antes de la pandemia con solo 10% de aprobación, su imagen se duplicó durante la pandemia y llego a un 20% y será difícil superar el 25% dada la situación política polarizada chilena que va más allá de la pandemia.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no supo aprovechar la pandemia para subir su popularidad que ya era alta antes de ella; ahora que las elecciones presidenciales están cerca, las encuestas se hacen para las elecciones y no por las acciones hechas en la pandemia. En 7 diferentes encuestadoras colocan a Trump entre 8 a 14 puntos por debajo de Biden. Recordemos que Estados Unidos tiene la cuarta parte de contagios y fallecidos del mundo y si agregamos las protestas a causa de la muerte de George Floyd, el escenario político actual está totalmente polarizado.

También hay mandatarios como Andrés Manuel López Obrador en México y Jair Bolsonaro en Brasil quienes vieron bajar sus índices de aprobación por su manejo de la crisis sanitaria. AMLO se ha recuperado y llega al 50% mientras Bolsonaro está en 33% y bajando conforme los contagios y muertes crecen en Brasil.

En términos generales los líderes de los países han incrementado su aprobación de gestión; sin embargo, hay que aclarar que no es por ellos como muchos pueden creer y aprovecharse políticamente de las circunstancias. Lo que están haciendo es seguir los protocolos internacionales en casos de pandemias y obviamente su “cuota” para sus índices de aprobación o no, se deben a las acciones en términos de ayuda humanitaria que han implementado para con sus ciudadanos; y, es aquí donde muchos pierden y otros ganan.

Hasta la próxima semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: