Peter Ben Embarek jefe de la Misión Internacional OMS investiga en China el orígen del COVID-19

La misión internacional de la Organización Mundial de la Salud considera que es “extremadamente improbable” que el coronavirus se produjera tras un incidente en un laboratorio, y sugiere que la vía más probable fue la de la introducción a través de una especie huésped intermediaria.

El jefe de la misión enviada a China para investigar el origen del coronavirus, Peter Ben Embarek, explicó en rueda de prensa el doble objetivo inicial de su misión: tratar de tener una mejor comprensión de qué ocurrió al inicio de los sucesos en diciembre de 2019 y lograr comprender cómo surgió el virus y, en algún momento, saltó a la población humana.

Embarek indicó que, tras las primeras semanas de investigación, no ha cambiado drásticamente el escenario que tenían de antemano sobre los sucesos de inicios de diciembre de 2019, pero que ha mejorado su comprensión y han añadido detalles a la historia.

“Todos los trabajos realizados sobre el virus y los intentos de identificar su origen siguen apuntando a un reservorio natural de este virus y otros similares en la población de murciélagos”, destacó

Sin embargo, especificó que Wuhan “no es una ciudad o un entorno cercano a estos murciélagos”, por lo que “el salto directo de los murciélagos a la ciudad de Wuhan no es muy probable”.

Por esa razón, se trató de encontrar qué otras especies animales se introdujeron y se trasladaron dentro y fuera de la ciudad que fueran responsables de la introducción del virus, en particular en el mercado de Huanan.

“Así que la búsqueda de la posible ruta de la introducción del virus a través de diferentes especies de animales y el reservorio específico siguen siendo un trabajo en curso”, detalló.

Embarek identificó cuatro hipótesis principales sobre cómo se introdujo el virus en la población:

  • que la transmisión del virus se produjera directamente de un animal a los humanos
  • que una especie animal hiciera de puente entre animales y humanos
  • que se trasmitiera a través de la cadena alimentaria, en particular de productos congelados saltando a los humanos
  • que el virus surgiera de algún incidente en un laboratorio

“Nuestros hallazgos iniciales sugieren que la introducción a través de una especie huésped intermediaria es la vía más probable y la que requerirá más estudios e investigaciones específicas”, aclaró.

No descartó tampoco una propagación directa desde una fuente animal original a la población humana e indicó que “también es una posible vía “que provoca recomendaciones en futuros estudios”.

“Sin embargo, los resultados sugieren que la hipótesis del incidente en el laboratorio es extremadamente improbable para explicar la introducción del virus en la población humana, y por lo tanto no es una hipótesis que implique sugerir futuros estudios en nuestro trabajo”, apuntó.

Por su parte, el jefe de equipo de la parte china de la investigación, Liang Wannian, explicó que muchos de los primeros casos notificados se asociaron al mercado Huanan, lo que indica que fue uno de los focos de la transmisión, pero que la transmisión también se produjo en otros lugares de Wuhan al unísono.

Wannian añadió que con la información epidemiológica actual no es posible determinar cómo se introdujo el virus SARS-CoV-2 en el mercado de Huanan.

“Es probable que el mercado de mariscos de Huanan haya actuado como foco de transmisión del virus, pero también parece que la transmisión se produjo en otros lugares de Wuhan al mismo tiempo (…) Con la información actual no es posible determinar cómo se introdujo el  SARS-CoV-2 en el mercado de Huanan”, destacó.

El periodo de investigación en la ciudad de Wuhan tuvo lugar del 14 de enero hasta el 10 de febrero y lo formaron diecisiete expertos internacionales procedentes de diez países y diecisiete investigadores chinos.

Sobre Redacción ECL

Portal de Información, entrevistas y transmisiones en vivo
A %d blogueros les gusta esto: