Mar. Sep 29th, 2020

Opinión: Necesidad de Nuevo Contrato Social por Luis Felipe Polo

27 de julio de 2020 

Necesidad de Nuevo Contrato Social

Por Luis Felipe Polo / Magister en Administración de Empresas, Experto en Derechos Humanos y  Resolución de Conflictos

Email: luisfelipepolo@gmail.com

www.luisfelipepolo.com

 

Sin temor a equivocarme, nunca la humanidad ha estado en mayor necesidad de fundar un Nuevo Contrato Social.

Las cifras “oficiales” indican que son más de 16 millones las personas contagiadas y casi 650 mil fallecidos a causa del Covid-19. Sin embargo, estos números no reflejan la realidad y diversas instituciones en muchos países están exigiendo a los  gobiernos “sincerar” sus cifras ya que investigaciones realizadas en comparación con cantidad de enfermos y fallecidos de años pasados muestran cifras mucho más dramáticas de las reportadas.

Las cifras de contagios y muertos cambian a cada minuto, pero no son las únicas. Cada día también cambian las cifras y proyecciones de las consecuencias que está dejando la pandemia. Las proyecciones de cifras de pobreza, desempleo, niños sin educación, violencia doméstica, salud, asesinatos, etc. para el 2020 son inciertas no hay nadie capaz de dar certeza estadística de lo que va a pasar con la humanidad.

De todo esto incierto, lo único que nos debe de llevar a hacer cierto es que esta es una oportunidad para la humanidad de cambiar; y, debe de ser a través de un nuevo contrato social luchando por la desigualdad y con acceso a los servicios básicos para todos.

Este nuevo contrato social debe ser un pacto tácito que nos vincule no como sociedades individualizadas, sino como humanidad bajo el único interés de garantizar alimentación, salud, educación, sociedades incluyentes y con igualdad de oportunidades, con derechos y obligaciones con leyes justas para todos por igual.

 Un nuevo contrato social tiene que ir mas allá de establecer derechos y obligaciones de los ciudadanos bajo un determinado Estado. Deben de crearse las condiciones para que los países ricos ayuden a los pobres y dejen de ser menos ricos; y, los países pobres puedan superar sus problemas básicos de pobreza y muerte al no tener alimentos ni salud garantizada.

Sabemos que las características del contrato social pueden cambiar por varias razones, y la más importante es la propia evolución de la vida en sociedad. Por eso es que debemos ir más allá de las ideas  de la justicia y la libertad que son implícitas. Tenemos que refundar a la humanidad bajo valores de solidaridad, respeto y tolerancia.

No hay mucho tiempo para estudiar y reflexionar sobre los cambios que la humanidad necesita, lo tenemos en frente nuestro. Lo escrito y hecho por Platón,  los diálogos de Sócrates, las reflexiones de Epicuro que decía que nuestros antepasados vivían sumergidos en la violencia y no tenían conocimiento del bien común, hasta que surgió el contrato social; y, lo escrito por uno de los principales teóricos del contrato social como Jean-Jacques Rousseau en el siglo XVIII; etc. son elementos suficientes de reflexión para saber que hoy más que nunca necesitamos un nuevo contrato social.

El nuevo camino para la humanidad debe servir para reconstruir un mundo más equitativo y sostenible, con oportunidades iguales y respetando los derechos y libertades de todos; especialmente, permitiendo vivir dignamente protegiendo a las personas más  vulnerables.

Un nuevo contrato social debe incluir la confianza en líderes e instituciones para crear las condiciones reales de crear sistemas sociales y económicos al servicio de todos. La participación de gobiernos, sociedad civil, sector empresarial, academia, partidos políticos, economía informal y otros, permitirá integrar y construir las bases que fomenten tener un mundo mejor para nuestros hijos y futuras generaciones.

Hoy más que nunca el mundo necesita de un liderazgo transparente e inclusivo, con visión de futuro. Muchos discursos y escritos es suficiente, la humanidad necesita acciones concretas que deben de empezar por naciones que sin cálculos políticos ayuden a las que más necesitan y de esta forma iniciar un Nuevo Contrato Social que permita tener humanos más humanos y sociedades más solidarias.

Hasta la próxima semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: