Lun. Sep 28th, 2020

Opinión: El uso de las mascarillas uno de los tópicos más recomendados en esta pandemia, por Víctor Alfredo Piedra Díaz

17 de junio de 2020

El uso de las mascarillas uno de los tópicos más recomendados en esta pandemia

por Víctor Alfredo Piedra Díaz piedradiazvictoralfredo@gmail.com

En el contexto actual que estamos viviendo, producto del contagio por la covid 19, donde registramos más de 230,000 personas infectadas y más de 7,000 personas fallecidas, constituyéndonos en uno de los países con mayor número de contagios a nivel  mundial; seguramente esta situación que nos está tocando vivir y que está impactando desfavorablemente en nuestra economía, salud y trabajo, habiendo transcurrido poco más de 3 meses desde el primer caso confirmado de persona infectada por el coronavirus y cuya cura o vacuna de control es todavía desconocida, y  en lo que se espera que este 2020 sea un año de recesión económica, con aumento de la pobreza y desigualdad.

Indudablemente una de las principales exigencias sanitarias hoy en día para la población es el uso de las mascarillas, pues según el especialista en oncología médica, Dr. Huertas,  hace referencia a una publicación en una revista británica de  la Universidad de Ciencia por investigadores de Cambridge, en la que indica que el uso de estas, se ha convertido en uno de los tópicos más recomendados desde el inicio de la pandemia de la Covid 19 y como podría reducir el número R ( número reproductivo básico ) que es el número de personas que uno puede contagiar.

Sus hallazgos, divulgados en la publicación de Proceedings of the Royal Society, revelan que aplicar tan solo medidas de aislamiento no va a detener una posible reaparición del SARS-CoV-2.

Los expertos observan que incluso las mascarillas hechas en casa y que incluso las elaboradas de camisetas de algodón o trapos de cocina son un 90 % efectivas y pueden reducir de forma llamativa la tasa de transmisión si son llevadas por muchas personas en lugar de limitar su uso aquellas que muestran síntomas de la COVID -19

Por ello, hacen un llamamiento a que se difundan campañas de información tanto en países ricos como en otros en vías de desarrollo con mensajes como: “Mi mascarilla te protege, la tuya me protege”.

Precisa que, si su uso extendido “se combina con el distanciamiento social y alguna medida de confinamiento, podría ofrecer una manera aceptable de gestionar la pandemia y reabrir la actividad económica mucho antes de que haya una vacuna efectiva”

Por su parte, Renata Retkute, coautora del estudio, apuntó que el Gobierno británico puede ayudar emitiendo instrucciones claras sobre cómo fabricar y emplear de manera correcta esas herramientas.

De igual manera es también importante darle el uso correcto de las mascarillas, de acuerdo a las prescripciones que nos dan los entendidos y no cometiendo errores que cometen las personas jugando con sus tapabocas y jalarlos debajo de la nariz o quitárselos por completo de la cara y ponerlos debajo de su barbilla para descansar; hay individuos que  muestran actitudes reacias al uso obligatorio de las mascarillas como lo sucedido el pasado 6 de junio donde un anciano muestra una actitud hostil al policía por no querer utilizar la mascarilla, razón por lo que el efectivo policial tuvo que emplear la fuerza física a fin de reducirlo.

Dicho de otro modo: al margen de su efectividad, mayor o menor, el coste de llevar una mascarilla es extremadamente bajo. Es una intervención potencialmente muy beneficiosa más allá de la “compensación de riesgos” (reducir la distancia social, lavarse menos las manos, falsa sensación de protección). Cuesta poco aplicarla. Y las ganancias futuras para toda la sociedad son altas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: