Sáb. Oct 31st, 2020

En el Perú: La Política es lo que ES por Francisco Miró Quesada Rada

28 de septiembre de 2020

En el Perú: La Política es lo que ES

Por Francisco Miró Quesada Rada/ Ex director del Diario El Comercio y Director de la Escuela de Ciencias Políticas de la UNSMS

Durante las clases de Filosofía del Derecho que, en 1973 dictaba en San Marcos un destacado profesor  ,  empezó a hablar sobre el ser. Cuando le pregunté explicara que es el ser,  me respondió: lo que es. Me quedé en babias. Pero de todas las maneras,  las cosas y las personas son  como son. La política peruana tal como se viene practicando hace ya un poco más de 30 años, es como es.
Sin embargo, también existe el deber ser, aquello que queremos como deben ser las cosas, por ejemplo las instituciones, o cómo deben ser los políticos, en otros términos su conducta. Este deber ser  nos plantea un modelo, un ideal de vida, que muchas personas quieren alcanzar para progresar plenamente y afirmar su dignidad. No nos resignamos que la política en el Perú sea lo que es, la queremos cambiar. Entonces se produce un  conflicto entre el ser y el deber ser. El primero se resiste al cambio, el segundo quiere el cambio.
Si Vizcarra creyó que la política iba a cambiar cerrando el Congreso anterior se equivocó y si pensó que el nuevo Congreso iba sólo hacer las reformas, necesarias, sin duda  fue otro error y sin creyó que las triquiñuelas de la reciente política peruana, en la que él ahora está inmerso, iban a desaparecer como por arte de  magia, está como decimos entre nosotros ” fuera de foco”.
De súbito los ciudadanos vimos indignados  una sucesión de hechos, propios de unos capítulos de El Principe, de Nicolas Maquiavelo, que al pie de su firma ponía: “Nícolo Maquiavelo. Trágico  Histórico e Irónico”. Y valgan verdades los que hemos visto es la suma de los tres, pero sobre todo en lo trágico e irónico del asunto, aunque sin la calidad expresada por el renacentista toscano.
Mentira, traición, confabulación , intriga y demagogia, se juntan al unísono y sobre esta porquería empieza a danzar un bufón  megalómano por las pasillos de Palacio de Gobierno y en las alturas del Ministerio de Cultura, paseándose como Pedro por su casa, a vista y paciencia , de políticos, secretarias y funcionarios . No pasa  nada. No se ve. No se siente. No se preocupe usted. Todo está tranquilo. Nadie se va a enterar. Hasta que el zarpazo vino desde la plaza Bolívar, porque un grupito inmoral , sorprendiendo  a otros ,  aprovechando los chuponeos ilegales, lanzan la piedra de la permanente incapacidad moral. Hay que vacar al Presidente.
Hay pandemia. Personas que mueren por esta razón. Hospitales desabastecidos. Corrupción que se debe  combatir. Sólo en este último caso como acaba de informar el Contralor de la República, con el dinero que se habría perdido por la corrupción el año pasado el Perú hubiera podido cerrar el 85% de la brecha relacionada con la infraestructura del sector salud. Ello habría significado que miles de vidas se hubieran salvado. La corrupción también  mata.
Todo esto se explica, porque como decimos, hace más de 30 años, se produjo una  mala junta, quella de la falta de ética con el afán desmedido de dinero. Muchos no sólo se corrompen por dinero, sino por poder, porque el poder les da mando, prestigio e influencia
.
Como se sabe hay personas, que sin ninguna militancia política, sin ninguna experiencia política producto de una militancia honesta, se  meten a “hacer política”, y lo que vemos es una debacle de esta “Ciencia Regia” como la llamaba Platón. Con vacancia o sin vacancia la política peruana  necesita una vacuna del cambio. Y trocar a los Sancho Panza de la Ínsula Barataria, que nos han venido gobernando,  salvo la excepción de Paniagua una rara  avis que apareció  por ahí, por Quijotes de la Mancha, para cambiar el realismo del corrupto,  por la realidad del ideal. Seguirá todavía por un tiempo el ser hasta que llegue el deber ser. Entonces el Perú será otro.
Fuente/ Diario El Comercio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: