Sáb. Oct 31st, 2020

VOLKAN BOZKIR en la apertura de la Asamblea General de las Naciones Unidas ” sin el compromiso continuo con el multilateralismo, no estaríamos aquí sentados hoy¨

28 de septiembre de 2020 

Apertura de la Asamblea General de las Naciones Unidas 75 período de sesiones 21 de septiembre de 2020. Este período de sesiones resulta de vital importancia para la humanidad, por la crisis que ha originado la pandemia COVID-19,   y el compromiso de los 193  Estados frente a ello y al cumplimiento de los 17 objetivos de Desarrollo Sostenible

Resumen de la declaración del Presidente de la Asamblea General VOLKAN BOZKIR (Turquía)

VOLKAN BOZKIR (Turquía), Presidente de la Asamblea General, al inaugurar la reunión de alto nivel, reconoció que sin el compromiso continuo con el multilateralismo, “no estaríamos aquí sentados hoy”. Felicitó a los gobiernos por su firme labor para fortalecer la coordinación y la buena gobernanza hacia el futuro común de las generaciones presentes y futuras, y agradeció a Qatar y Suecia, en particular, por su liderazgo en la facilitación de las negociaciones para la aprobación de la Declaración hoy.

Cuando los fundadores establecieron las Naciones Unidas, lo hicieron en medio de los restos humeantes de la guerra, recordó. Al señalar que la Segunda Guerra Mundial demostró la necesidad de un foro para armonizar las acciones de las naciones, dijo que los fundadores reconocieron la igual importancia de los tres pilares: paz y seguridad, desarrollo y derechos humanos. “Uno no puede avanzar sin el otro”, aseguró. “Eso es lo que las Naciones Unidas se han esforzado durante 75 años”. Al contar varios logros, dijo que la Organización ha crecido de 51 a 193 miembros, lo que refleja que los países obtuvieron su independencia y se comprometieron con la Carta de las Naciones Unidas, como Estados.

Mientras tanto, dijo que la diplomacia y el desarrollo de regímenes de control de armas evitaron que la guerra fría se convirtiera en un conflicto nuclear, mientras que el personal de mantenimiento de la paz y las misiones políticas especiales ayudaron a disipar las crisis. La asistencia electoral ha reforzado la confianza pública en la democracia y la Declaración Universal de Derechos Humanos, adoptada en 1948, estableció, por primera vez, los derechos humanos fundamentales que deben ser protegidos universalmente. En todo momento, las Naciones Unidas han trabajado incansablemente para proteger estos derechos para todos y, de la misma forma, moldearon las normas para el desarrollo internacional. Recordando que los Objetivos de Desarrollo del Milenio se establecieron en 2000 para combatir la pobreza, el hambre, las enfermedades, el analfabetismo, la degradación del medio ambiente y la discriminación contra la mujer, dijo que en el actual Decenio de Acción,

“El multilateralismo no es una opción, sino una necesidad”, insistió. A medida que los países reconstruyen mejor y de forma más verde para un mundo más sostenible, las Naciones Unidas deben estar en el centro de estos esfuerzos. El mundo está cambiando drásticamente y unas Naciones Unidas mejoradas deben adaptarse y seguir siendo relevantes. Debe ser inclusivo y consultar ampliamente con las organizaciones regionales y subnacionales, las organizaciones no gubernamentales, la sociedad civil, el sector privado, el mundo académico y los parlamentarios. Instó a los Estados Miembros a apoyar a las Naciones Unidas en su evolución hacia una institución más ágil y responsable, manteniendo su idoneidad para el propósito y ofreciendo “el mundo que queremos”. No hay otra organización con la legitimidad, el poder de convocatoria y el impacto normativo. Ningún otro ofrece tantas esperanzas de un futuro mejor. Al entrar la Asamblea General en su septuagésimo quinto período de sesiones, aseguró a los líderes mundiales que se está tomando en serio el renovado llamamiento a la acción mundial. “Las Naciones Unidas son tan fuertes como sus miembros y el compromiso con sus ideales”. Con eso, convocó a los Estados Miembros para movilizar recursos, fortalecer los esfuerzos y demostrar una voluntad política y un liderazgo sin precedentes. “El momento de actuar es ahora”, declaró.

Fuente/ Prensa Naciones Unidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: