Mar. Sep 29th, 2020

Una mirada mundial sobre el COVID-19: Marco Odello “la declaración de emergencia para enfrentar el coronavirus no parece tener mucho sentido”

4 de junio de 2020

El Programa Entérate con Lesly, tuvo como  invitado en su edición del miércoles 3 de junio,  al experto  internacional en derechos humanos para tratar el tema “impacto del COVID-19 en la política mundial de derechos humanos”  Marco Odello doctor en derecho, de nacionalidad italiana, investigador y profesor de derecho internacional de la Universidad de Aberystwyth (Gales), Reino Unido.

Marco Odello 

En principio tengo dos elementos o enfoques para  ver el impacto del COVID-19 en la política mundial de derechos humanos. El impacto es directo en la  salud, la libre circulación, reunión, educación, por ejemplo, en las escuelas están cerradas y al reabrirse cómo explicarle a un niño de 3 años que debe guardar distancia, si un adulto no lo entiende, es muy complicado.

Un aspecto central tiene que ver con las  medidas de seguridad que cada Estado viene adoptando en este contexto y eso tiene repercusión directa con derechos de las personas. Por ejemplo, en el Reino Unido, se usa una aplicación en el celular que detectar posibles contagios de COVID-19, en principio esta bien, porque no se puede identificar en la calle quien tiene o no este  virus, entonces a través de esta aplicación es como hacerte un seguimiento, si estas en contacto con alguien que probablemente lo tenga, en alguna forma ayuda a combatirla.

Existe una tensión en principio entre  la obligación que tenemos todos para cumplir las medidas de los gobiernos en relación  con el bienestar de las personas que tiene implicancia directa con derechos, y ese otro grupo también de derechos como el de las protestas publicas, si nadie  puede expresar su opinión ante hechos graves cono lo que ha ocurrido en EEUU  con el caso George Floyd,  mañana podemos estar en una estación de policía y puede  pasar lo mismo “el virus mata pero las violencia y las armas también” 

La otra situación por analizar es la declaración de emergencia  frente al COVID-19, lo cual no parece tener mucho sentido, y aunque medie razones de seguridad ésta se dicta sí la sobrevivencia del Estado esté en peligro, pero aquí no es así, por más que el COVID19 mate a millones de personas no va a desaparecer el Estado, el riesgo que se corre es que algunos gobiernos puedan aprovecharse de ello, con el pretexto del coronavirus, sigan limitando derechos de las personas para mantenerse en el poder político.

Finalmente, señaló que de cara al COVID-19, los Estados  deberían disponer de  recursos más eficientes priorizando  los derechos de las personas. Hay Estados que dicen no tener recursos pero vemos cómo invierten en experiencias científicas, lo cual es bueno, no decimos que no, pero ante una situación como la que estamos viviendo, las prioridades son otros de aquí en adelante. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: