Mar. Sep 29th, 2020

Las Rondas Campesinas en tiempos de COVID-19, por Victor Alfredo Piedra Díaz

03 de junio de 2020 

Nuestra plataforma virtual Entérate con Lesly los invita a leer un interesante artículo de actualidad sobre todo por el discurso de responsabilidad, organización y disciplina de las Rondas Campesinas que se impuso en esta pandemia. !Cuánto debemos aprender!.

Las Rondas Campesinas en tiempos de COVID-19,

por Victor Alfredo Piedra Díaz

piedradiazvictoralfredo@gmail.com

Las rondas campesinas nacieron en la estancia de Cuyumalca, provincia cajamarquina de Chota –al norte de Hualgayoc –en 1977; al año siguiente, en 1978 surgió la primera Ronda Campesina en la provincia de Hualgayoc, en la zona de San Antonio de Lacamaca –segunda zona de las Rondas –y luego el ejemplo se extendió a las provincias de Cutervo –La Succha el 19 de marzo de 1980 –San Miguel, etc.

Dentro de sus características podemos señalar:

Primero.- SON INDEPENDIENTES, porque no dependen de ninguna institución armada, secta religiosa y/o partido político alguno; no dependen más que de sus decisiones, tomadas en la realidad de sus propias experiencias así como en sus recuerdos mayoritarios determinados en sus asambleas. Su lema es: “Respetos guardan respetos”, las autoridades del orden en la ciudad y las Rondas en el campo.

Segundo.- SON DEMOCRÁTICAS, por tanto los deberes y derechos, las decisiones y beneficios vienen de todos y es para todos los campesinos, sin distinción de religión, raza o partido político, en donde la primera autoridad son las asambleas, el presidente electo por las mayorías, los delegados y jefes de rondas, que gobiernan y actúan de acuerdo a los estatutos y decisiones de las asambleas.

Tercero.- SON DE AUTODEFENSA O DE PROPIA DEFENSA, que significa hacernos justicia por nosotros mismos, empleando la razón y sanción contra la violencia de los delincuentes que nunca fueron ni serán pacíficos, ejemplo: “Si tratan de quitarnos la camisa u otras pertenencias, trataremos en el acto de rescatarlos, sancionar al individuo de acuerdo a la falta cometida, antes de dejarlo libre hasta correr a la autoridad distante, esperar que salgan al reconocimiento, interposición de pruebas, testigos, enredos, calumnias, etc., evitándose la oportunidad para que el delincuente salga en libertad en base a coimas y peculados a los jueces y sus compinches llamados tinterillos.

En estos días de pandemia mundial a raíz del virus Covid 19, y que ha afectado a todos los lugares del mundo y en forma particular de nuestro país por lo contagioso que es este virus produciendo una crisis sanitaria debido al colapso de los sistemas de salud y que indiscutiblemente pone en peligro la vida de las personas altamente vulnerables; nuevamente las Rondas Campesinas han salido a hacer frente a este mal, sobre todo en la región Cajamarca, donde los niveles de contagio son bajos, debido entre otros factores a la acción decidida de esta institución, pues a lo largo y ancho de la región Cajamarca encuentras piquetes de estos “Soldados de la justicia” acantonados en diversos puntos para frenar el ingreso de ciudadanos que provienen de distintas partes del país a sus lugares de origen pero que no pasan las pruebas rápidas que te descarta de ser portador de este temible virus que está generando temor y pánico en una población cajamarquina con singulares peculiaridades como sistemas de salud en mal estado y que no reúnen las condiciones sanitarias, carencia de servicios de agua potable, pobreza extrema, gobiernos locales y regionales cuestionados por corrupción, población desprotegida; sin embargo ahí están ellos exponiendo su vida e integridad pues solamente tienen la consigna de salvaguardar la integridad sanitaria de una población en este estado de emergencia, no importa cuál sea el costo que le pueda ocasionar, porque lastimosamente a muchos de ellos no se les da ni siquiera las condiciones mínimas de protección ( mascarillas, agua y jabón para el lavado de las manos, alimentación ya que en muchas ocasiones lo cubren con sus propios ingresos que como organización tienen).

Seguramente hay un sinfín de errores, pero su decisión ha sido la más acertada y se ha convertido en un factor determinante en nuestra región Cajamarca para evitar la propagación de este mal, a pesar de las actitudes prepotentes de algunos ciudadanos y autoridades que a costa de todo quieren hacer caso omiso a esta determinación ronderil de proteger la salud de una región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: