Mar. Sep 29th, 2020

La Superintendente de la SBS y AFP Socorro Heysen Zegarra “Se debe construir una reforma de sistema de pensiones sobre lo bueno de ambos público y privado”

26 de junio de 2020

Con el objetivo de encontrar alternativas para implementar la reforma del sistema pensionario en el país, la Comisión Especial del Sistema Pensionario, que preside la congresista Carmen Omonte (APP), continúa recibiendo aportes y opiniones de diversos especialistas.

En este sentido, la superintendente de Banca, Seguros y AFP, Socorro Heysen Zegarra, dijo que, tanto el sistema público de pensiones como el privado, tienen cosas positivas y por ello se debe construir una reforma sobre lo bueno y que ataque las debilidades de ambas.

Contamos con un sistema de pensiones fragmentado, con baja cobertura. Un 68% de la población económicamente activa (PEA) no es afiliado a un sistema de pensiones” acotó. “71% de los peruanos considera que es importante ahorrar para la vejez, pero 62% no realiza alguna acción. Nuestro primer reto es convencernos de ahorrar de forma permanente para este fin”. “Es fundamental respetar el objetivo del sistema de pensiones, que es contar con un fondo para la edad de jubilación y evitar en el camino el retiro destinado a otros fines”. “Se debe buscar proteger al trabajador cuando ya no pueda generar ingresos sea por jubilación o por invalidez. Además esa protección debe alcanzar a su familia”.

“Sobre los aportes, consideramos que para los actuales afiliados se debe promover el aporte voluntario, asegurar una pensión mínima, mejorar la oferta de productos pensionarios. “Y para quienes no estén afiliados, facilitar la afiliación, crear mecanismos innovadores para el aporte y otorgar beneficios adicionales”. Estos mecanismos de ahorro complementarios podrían darse en los consumos o al pagar los servicios, por ejemplo” “Finalmente, esta reforma debe considerar un proceso de transición que sea gradual, como implementar un nuevo sistema para menores de 35 años, y para los mayores, asegurar una pensión mínima”.

Durante su exposición propuso que “una reforma integral debe considerar 4 elementos clave como ampliar la cobertura, reducir costos para el afiliado, mejorar los beneficios y prestaciones, y mejorar la información y educación financiera”

  1.  No contributivo: Pensión 65 para adultos mayores en pobreza extrema.
  2. Semicontributivo: pensiones sociales para trabajadores de bajos e informales.
  3. Contributivo: pensiones autofinanciados con cuentas individuales.
  4. Ahorro voluntario: Dirigido a trabajadores independientes y dependientes

Imagen

 

También se presentó Juan Carlos Requejo, viceministro de Trabajo, quien precisó que, hasta abril del 2020, la producción nacional registró una contracción del 40.49% debido a la pandemia, y se espera que se revierta conforme vaya la reactivación económica.

Luego, informó que en marzo se registró que hay 190 515 empresas afectadas, lo que perjudicó a 1 696 394 trabajadores, mientras que en junio -con la fase 2 de la reactivación- se redujo a 73 749 empresas afectadas donde 571 895 trabajadores fueron potencialmente perjudicados.

“El 49.8% de adultos mayores no recibe pensión, por ello es importante generar, entre el Congreso y el Poder Ejecutivo, un mecanismo que sea una reforma que ayude a coberturar a esta población”, dijo el funcionario del MTPE.

Como Ministerio de Trabajo, propuso continuar con Pensión 65, crear un sistema integrado de pensiones, basados en capitalización individual, establecer un esquema de pensiones dirigidas hacia los independientes o trabajadores de bajos recursos.

Fuente/ prensa del Congreso y cuenta Twitter de SBS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: