Mié. Sep 30th, 2020

Editorial: Un voto de confianza para no agravar la crisis pero no por una gestión eficiente

29 de mayo de 2020 

Finalmente el Parlamento luego de madrugadora  jornada,  el día de hoy viernes decidió darle el voto de confianza al gabinete ministerial Zeballos, quien a duras penas tuvo que solicitar  la tan anhelada cuestión de confianza que manda el articulo 130 de la CPP, pues recordemos que el premier días anteriores había sostenido que no su gabinete ya gozaba de  confianza  y la pregunta era de ¿quien? pues el congreso fue disuelto y el nuevo parlamento se instaló el 16 de marzo de este año.

Otro de los desbarajustes del premier fue que al término de su exposición no solicitó la cuestión de confianza, lo que rompió un acto tradicional de la práctica parlamentaria y lo cual motivó reacciones adversas de las bancadas  hasta el punto de que el propio Presidente del Congreso sostuvo “que sí no la pide al retornar a la sala, asumirá su responsabilidad”.

Luego de  haber escuchado  la intervención de los voceros de las bancadas y de los propios congresista  en forma  individual, se tuvo como factor común denominador por no decir “consenso” el hecho de afirmar que la gestión de  Vzcarra era deficiente y que el tratamiento de la pandemia COVID-19 había fracasado, porque las personas hacen caso omiso a la cuarentena, están en las calles, rompen el aislamiento, no guardar la distancia social y, si a esto se suma las innumerables criticas respecto a los bonos que no están llegando  a los más necesitados.

Se entiende entonces, que el voto de confianza otorgado no es por la eficiencia en la gestión sino para no agravar la crisis en el país que suficiente tenemos con la pandemia. Esto sin duda debe obligar a Ejecutivo a repensar en cambios sustanciales dentro de su propio gabinete y afianzar un trabajo coordinado con el Parlamentos y con los demás partidos políticos si es acaso están en condiciones de  hacerlo.

El premier reconoció al cierre de la  jornada parlamentaria, las deficiencias desnudadas por el Parlamento así como el compromiso de trabajar en forma conjunta. Ese compromiso es el que le vamos a exigir todos los peruanos y peruanas, a ambos poderes del Estado.

El Ejecutivo en un gesto político debería desde este día a recomponer la direccionalidad de la pandemia, no necesitamos que nos digan ” se avecinan días difíciles” eso crea alarma y psicosis en la población en lugar de ello, informen bien al país sobre qué vamos a hacer para evitar el caos social que se está generando en los paraderos, transporte público, ambulantes, mercados, la informalidad está competiendo con el COVID-19 en el sentido de quien crece más rápido. Hoy hay más informalidad que antes, porque hay un  desempleo mayor antes de la cuarentena, es obvio. 

Las bancadas que dieron su apoyo al gabinete Zeballos lo hicieron “en aras de que se enmienden rumbos y un trabajo conjunto para lograr la superación de los difíciles momentos por los que atraviesa el país”.

La cuestión de confianza fue aprobada por 89 votos a favor, 35 en contra y cuatro abstenciones, tras lo cual, “en cumplimiento a lo dispuesto en el último párrafo del artículo 82 del Reglamento del Congreso, el resultado de la votación será comunicado de inmediato al Presidente de la República”, dijo el titular del Poder Legislativo, Manuel Merino De Lama, antes de levantar la sesión a las 3:40 de la madrugada

Al cierre de  jornada, el premier  Zeballos Salinas asumió deficiencias y pidió disculpas públicas ante el Parlamento y el país. “No es ajeno a lo humano ni tampoco lo político una equívoca, deficiente o inoportuna decisión. Siempre actuamos con prudencia y responsabilidad en lo que responda. Ofrecemos nuestras disculpas públicas”, expresó.

Destacó la agenda común de actividades en la que tienen que trabajar el Poder Ejecutivo y Legislativo y mucho “país que construir hacia adelante”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: