Mar. Sep 29th, 2020

Desafíos en los partidos políticos en el bicentenario: Marisol Pérez Tello “construir institucionalidad para no tener líderes de barro” y Francisco Miró Quesada Rada “partido-empresa” es una vergüenza que rompe toda moral competitiva entre los partidos políticos

27 de agosto de 2020 

Entérate con Lesly.- En su edición miércoles 26 de agosto, tuvo como invitados en el bloque de DESAFÍOS POLÍTICOS EN LOS PARTIDOS POLÍTICOS EN EL BICENTENARIO a dos distinguidas personalidades Francisco Miró Quesada Rada y Marisol Pérez Tello,  quienes desde sus perspectivas dieron una mirada panorámica sobre los partidos políticos en el Perú , carencias, autocrítica y desafíos.

Para Francisco Miró Quesada Rada ex Director del  Diario El Comercio,  Politólogo,  Director de la Escuela de Ciencias Políticas UNMS y militante de Acción Popular.  “Debemos democratizarnos más”. Los partidos políticos se han desasociados de la población, lo ideal sería la elecciones primarias abiertas para que no sean solo los militantes quienes voten sino también ciudadanos no militantes pero que de pronto tengan alguna simpatía por un partido o candidato.  Si8n duda los partidos políticos tiene que superar una serie de prácticas que afectan a la democracia  y una de ellas es el caudillismo, la herencia colonial autoritaria, el clientelismo y secretismo; de modo que, para superar ello, los partidos políticos deben democratizar su estructura interna, en mi opiniòn debe ser “un ciudadano  un voto”.  Los partidos pragmáticos empezaron con el Fujimorismo, luego los “partidos empresas” quiere decir que el dueño de un a universidad por ejemplo inyecta dinero o banca al partido y por supuesto se convierte en el líder único y no hay alternancia “esto es una vergüenza” que rompe toda moral competitiva que debe  haber entre los partidos políticos.

 

Para Marisol Pérez Tello, militante del PPC con 32 años de formación política, ex congresista y  ex Ministra de Justicia y Derechos Humanos.  En el Perú tenemos que aprender hacer política pero con P mayúscula y eso es SERVICIO. Lo hemos perdidos de vista. La política es el servicio a los demás y bajo esta premisa intentar modificar estructuras que  generan desigualdades. Pretender  que todos pensamos  iguales es la antítesis de la democracia o de todo proceso democrático. Quien hace política tiene que aprender a escuchar, dialogar que nos permite entender y comprender  distintas realidades que tienen un impacto en su propia geografía, contexto cultural. “Hay que cambiar actitudes y/o gestos para hacer política” y eso debe venir desde la máxima autoridad en el este país.  Luego creo, que el paso siguiente es construir institucionalidad para no tener más caudillos o líderes de barro. oportunistas de la política. Para dirigir  un paìs  hay que tener cuadros de personas preparadas  y el manejo de crisis.  La pandemia que ha demostrado que no se ha colocado al ser humano como el centro de atención en el quehacer del Estado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: