Lun. Sep 28th, 2020

CIDH presenta su informe de balance y resultados en el primer semestre de 2020 de la implementación del Plan Estratégico 2017-2021

9  de julio de 2020

Comunicado de prensa 160/20

CIDH presenta su informe de balance y resultados en el primer semestre de 2020 de la implementación del Plan Estratégico 2017-2021

07 de julio del 2020

Washington, D.C. .-  La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presenta su informe de progreso del cuarto año del Plan Estratégico y un balance de los principales resultados de su trabajo durante el primer semestre de 2020, dirigido a ampliar la transparencia y rendición de cuentas a la comunidad internacional de derechos humanos.

Introducción

En primer lugar, la CIDH destaca principalmente los avances en la superación del atraso procesal y en el desarrollo progresivo del derecho internacional de los derechos humanos para la consolidación de estándares interamericanos. En los primeros 6 meses del año, en la etapa de estudio inicial, la Comisión completó el proceso de evaluación inicial de todas aquellas peticiones recibidas durante 2018 y 80% de las recibidas en el 2019, alcanzando un importante e histórico avance en el atraso procesal existente en la etapa inicial del trámite de las peticiones. Asimismo, se alcanzó una aprobación récord de 130 informes (113 de admisibilidad y 17 de inadmisibilidad) y la preparación de 36 informes de fondo, de los cuales 10 ya fueron analizados y aprobados por la CIDH. La Comisión destaca  la adopción de su Digesto de decisiones sobre admisibilidad y competencia, que sistematiza los criterios que ha adoptado la CIDH y la aprobación de la Resolución 3/20 sobre acciones diferenciadas para atender oportunamente las soluciones amistosas, así como la implementación de la Resolución 1/19 que ha permitido resolver años de retraso en el reestudio de peticiones. En relación con las medidas cautelares, la Comisión ha mantenido la revisión en tiempo real de las solicitudes de medidas cautelares alcanzado en los últimos años, continuando con la protección de personas que se encuentran en situaciones de gravedad y urgencia y con riesgo de daño irreparable. Asimismo, la CIDH aprobó la Resolución 2/2020 “Fortalecimiento del seguimiento de medidas cautelares vigentes”, con miras a incrementar el seguimiento efectivo a las medidas cautelares vigentes.

Ante la gravedad de la situación que atraviesa la región y el mundo debido a las afectaciones a la salud de miles de personas como consecuencia del coronavirus (COVID-19), la Comisión Interamericana ha dado importantes pasos para el cumplimiento de su mandato de protección de los derechos humanos en este contexto. La CIDH adaptó su sistema de trabajo y creó una Sala de Coordinación y Respuesta Oportuna e Integrada (SACROI), aprobó la Resolución Nro. 1/2020 sobre “Pandemia y Derechos Humanos en las Américas, publicó diversos comunicados de prensa sobre los impactos de la pandemia en las vidas de los diversos grupos de personas en situación de vulnerabilidad en las Américas. Creó espacio para la difusión de información de las acciones en el marco de la SACROI COVID-19 (micrositio especializado), viene publicando boletines diarios de noticias y realizando seminarios virtuales para fortalecer las capacidades de Estados y sociedad civil sobre los estándares interamericanos de protección de los derechos humanos. Al paso que adaptaba sus formas de trabajo a la nueva realidad, la CIDH siguió desarrollando su labor en diálogo con los Estados como un elemento fundamental de su trabajo en este contexto, de desafíos sin precedentes para la protección de los derechos humanos de todas las personas que viven en las Américas. Asimismo, la Comisión también creó espacios para el diálogo con la sociedad civil a través de foros sociales.

La CIDH continuó fortaleciendo el trabajo integrado y coordinado, lo que le permitió responder de manera efectiva e inmediata a las situaciones de derechos humanos que tuvieron lugar en diferentes países de la región. En materia de monitoreo, la Comisión realizó la visita in loco a Chile y la visita a la frontera colombo-venezolana para monitorear la situación de derechos humanos en Venezuela, emitiéndose las respectivas observaciones preliminares con una serie de recomendaciones a dichos Estados. Además emitió una serie de comunicados de prensa alertando sobre graves situaciones que se han registrado en el hemisferio, como por ejemplo la evolución de crisis de derechos humanos y el cierre de espacios democráticos en Nicaragua; los atentados contra periodistas y personas defensoras, en particular los asesinatos sostenidos de líderes sociales en Colombia; la violencia policial y las protestas sociales contra el racismo estructural en Estados Unidos; la migración forzada y los retrocesos en políticas de  refugio y asilo en la región; y la violencia de género y contra la diversidad sexual. Con el mismo fin, la CIDH respondió de manera inmediata a través de los medios sociales a decenas de situaciones relevantes para llamar la atención de la comunidad internacional.  Adicionalmente, publicó el Informe de país sobre la situación de los derechos humanos en Cuba; y los informes temáticos sobre la “Situación de violencia y discriminación contra mujeres, niñas y adolescentes en América Latina y el Caribe y Empresas y Derechos Humanos: Estándares Interamericanos.

Asimismo, a partir de la integración de sus distintos mecanismos, desarrolló la metodología para el funcionamiento de sus Salas de Coordinación y Respuesta Oportuna e Integrada (SACROIs) con una coordinación operativa de las SACROI, se han impulsado diversos pronunciamientos y estrategias de acción de la CIDH. Avanzó con una herramienta para la integración, gestión y análisis de la información (PIAGI). Asimismo, la CIDH anunció la integración, el fortalecimiento y la fecha tentativa de instalación del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) para coadyuvar las investigaciones de los hechos de violencia y violaciones de los derechos humanos en Bolivia; y la CIDH y el Estado mexicano firmaron acuerdo de reinstalación del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) para el caso Ayotzinapa.

Ante el contexto de la pandemia, la CIDH adaptó sus formas de trabajo y colaboración con los Estados y la sociedad civil de la región y sigue impulsando acciones de fortalecimiento de capacidades a través de seminarios virtuales y campañas para la promoción de los estándares interamericanos. A través de webinars sobre los desafíos de la pandemia para los derechos humanos en la región se han alcanzado a más de 7,000 personas, número mayor que el de personas alcanzadas durante todo el año de 2019. Asimismo, reforzó sus canales de diálogo y de cooperación técnica con los Estados de la región, especialmente con Centroamérica y el Caribe. Asimismo, realizó su 175 período de sesiones en Haití, manteniendo su compromiso de acercarse cada vez más a la región.

En lo que va de 2020, la CIDH ha profundizado el diálogo y la colaboración con el sistema de derechos humanos de Naciones Unidas en diferentes frentes, especialmente en ese período de pandemia, así como con organismos regionales y subregionales de derechos humanos y la Corte Interamericana.

Asimismo, la CIDH viene redoblando sus esfuerzos para garantizar los recursos humanos, infraestructura, tecnología y presupuesto necesarios para el pleno cumplimiento de sus mandatos y funciones a partir de una gestión basada por resultados para un desarrollo institucional efectivo.

La CIDH también lanzó y puso en operación su Sistema de Monitoreo de Recomendaciones – SIMORE Interamericano, una de las principales herramientas para el avance en la verificación del cumplimiento de las obligaciones internacionales en materia de protección y promoción de los derechos humanos en la región. En relación con los Mecanismos Especiales de Seguimiento de Recomendaciones, la CIDH ha continuado con los esfuerzos para consolidar y fortalecer su funcionamiento, identificándose resultados importantes durante el primer semestre del 2020 en el Mecanismo Especial de Seguimiento de Ayotzinapa (MESA), a través de su Grupo de Acompañamiento Técnico (GAT) para el Asunto Ayotzinapa; en los Mecanismos Especiales de seguimiento a la situación de derechos humanos para Nicaragua (MESENI) y para Venezuela (MESEVE); así como en la Mesa Especial de Asesoría Técnica para el cumplimiento de las recomendaciones de derechos humanos en Honduras (MESAT).

La CIDH se complace en resaltar los principales logros y progresos en el cumplimiento de las metas de los 21 programas definidos en el Plan Estratégico 2017-2021. Aquí se puede acceder al documento completo de balance semestral.

P1: Programa Especial de Reducción del Atraso Procesal

En ejecución de su primer programa, y como resultado de uno de sus desafíos estratégicos de reducir el atraso procesal, durante el primer semestre de 2020 la CIDH alcanzó resultados importantes que consolidan la ruta trazada en su plan estratégico.

A finales de enero del presente año la CIDH completó el proceso de evaluación inicial de todas aquellas peticiones recibidas durante 2018, y al término del primer semestre de este año, ya ha avanzado en la evaluación inicial del 80% de las 3034 peticiones recibidas durante el 2019. Con lo cual la Comisión Interamericana consolida su proyección de abocarse al estudio de las peticiones recibidas durante el presente 2020 en agosto de este mismo año, reduciendo de manera significativa el atraso procesal existente en etapa inicial del trámite de las peticiones.

De igual forma, y como parte de su atención integral a las necesidades surgidas de la presente pandemia, la CIDH ha priorizado la evaluación de aquellas peticiones relacionadas con alegadas violaciones a derechos humanos en el contexto del COVID-19. En este sentido, abrió una línea de trabajo para evaluar en tiempo real estas peticiones.

Asimismo, durante el primer semestre del presente año la CIDH ha avanzado en la implementación de la Resolución 1/19, publicada el 7 de noviembre de 2019, completando ya el proceso de re-estudio de 157 peticiones recibidas entre 1998 y 2019 y cuya solicitud de reestudio fue recibida en la CIDH antes de la entrada en vigor de dicha resolución. Con el proceso de adopción e implementación de la Resolución 1/19, la CIDH está atendiendo una deuda histórica institucional de diecinueve años de trabajo acumulado, al tiempo que incrementa la transparencia y seguridad jurídica en la etapa de estudio inicial de peticiones.

Otra actividad importante contemplada dentro de los objetivos del Plan Estratégico de la CIDH en lo relativo al atraso procesal fue la adopción de su Digesto de decisiones sobre admisibilidad y competencia, en el marco del 175º Periodo de Sesiones, celebrado en Haití. Este compendio es una herramienta útil en la medida en que sistematiza los criterios que ha adoptado la CIDH, dando mayor predictibilidad a sus decisiones y facilitando el acceso al sistema de peticiones y casos del Sistema Interamericano.

La CIDH aprobó 130 informes sobre admisibilidad (113 de admisibilidad y 17 de inadmisibilidad) en los cuales profundizó y consolidó sus decisiones en una variedad de temas que incluyen desaparición forzada y tortura; deber de protección del derecho a la vida; debido proceso penal; violencia contra mujeres y niñas; debido proceso penal, administrativo sancionatorio; ejecuciones extrajudiciales; incumplimiento de fallos judiciales; y derecho a la igualdad en el marco de reparaciones en contextos transicionales.

A fin de atender el atraso procesal, se continuó con la implementación del plan piloto de decisiones en serie en la etapa de admisibilidad respecto a peticiones que plantean la misma temática, se prepararon informes con párrafos modelo, se siguió el mismo criterio de análisis para situaciones similares. Por otra parte, se redujo el plazo de inactividad de las partes de 4 a 3 años para el envío de la advertencia de archivo, con el propósito de centrar los esfuerzos en los asuntos que tienen actividad de la parte peticionaria. Durante el semestre continuó trabajando en el Grupo Especial de Derecho Común creado en 2019 por la CIDH para avanzar el portafolio de asuntos relacionados con los Estados Miembros en que rige dicho sistema jurídico.

Adicionalmente, en la etapa de fondo, la Comisión continúa enfrentando el atraso procesal y dando respuesta a casos de gran trascendencia histórica y para el desarrollo del orden público interamericano en la región. Se prepararon un total de 36 informes de fondo, de los cuales la CIDH adoptó 10 durante su primer período de sesiones en marzo de 2020 y 26 fueron preparados para la consideración de la CIDH durante principios del segundo semestre del año. Entre los informes preparados, uno que ha tenido un sustantivo progreso y será próximo a ser conocido por la Comisión, lograría acumular alrededor de 17 casos mediante un tratamiento estandarizado, dadas las similitudes fácticas y jurídicas que comprenden.

Por otro lado, la Comisión adoptó un total de 9 informes finales y de publicación. Asimismo, deliberó mediante 75 memorandos de consulta casos que se encuentran en etapa de transición, con los cuales se pronunció sobre la adopción de prórrogas para el cumplimiento de las recomendaciones de los informes de fondo de conformidad con el artículo 46 de su Reglamento, la publicación del informe o el envío del caso a la Corte Interamericana.

En cuanto a la actividad de la Comisión ante la Corte, se enviaron 7 casos a la Corte Interamericana, los cuales abarcan una diversidad de temáticas que incluyen desaparición, ejecuciones extrajudiciales, el deber de protección del derecho a la vida, debido proceso penal y sancionatorio, así como el derecho a la libertad de expresión y la protección a pueblos indígenas. La Comisión cumplió con su mandato convencional de comparecer en todas las audiencias ante el Tribunal, tanto las relativas a casos contenciosos, como las relativas a medidas provisionales y a la opinión consultiva. Asimismo, presentó 73 escritos con observaciones de la Comisión en casos en trámite y solicitudes de opinión consultiva, lo cual se traduce en un incremento del 200% de escritos requeridos en comparación con el primer semestre anterior. Adicionalmente, se han enviado 39 escritos con observaciones respecto del cumplimiento de sentencias de la Corte.

P2: Programa de Expansión del Uso de Soluciones Amistosas

Durante el trascurso del primer semestre de 2020, la CIDH ha desplegado diferentes acciones para el impulso de negociaciones y cumplimiento de acuerdos de solución amistosa suscritos, además de actividades de promoción del mecanismo de soluciones amistosas como una vía alternativa a la contenciosa para la resolución de las peticiones y casos que se tramitan ante la Comisión para la reparación integral de víctimas de violaciones de derechos humanos.

Producto de la facilitación de la Comisión y la voluntad de Estados y peticionarios para avanzar por la vía no contenciosa, se han suscrito 2 acuerdos de solución amistosa, en la petición 1275-04 A Juan Luis Rivera Matus de Chile y en el Caso 13.319, William Fernandez, de Colombia, los días 31 de enero y 29 de abril de 2020, respectivamente, los cuales la CIDH considera que son emblemáticos por su naturaleza, por el tipo de violaciones que buscan reparar y por la cantidad de beneficiarios de los mismos. Por otro lado, en el transcurso del año, se han depurado 33 asuntos bajo el mecanismo de solución amistosa a través de 16 homologaciones, 4 cierres de las negociaciones a solicitud de las partes y 13 archivos por inactividad o a solicitud de la parte peticionaria. Es de resaltar que, de esos 16 acuerdos homologados, 13 se homologaron con un cumplimiento parcial y 1 con un cumplimiento total.

En los hallazgos alcanzados en el marco de la revisión de los acuerdos de solución amistosa objeto de homologación en el período reportado, la Comisión verificó que se avanzó en la implementación de 49 medidas de reparación, dado que 39 medidas alcanzaron un cumplimiento total y 10 un cumplimiento parcial. Los países que registraron mayores niveles de avances en la implementación de medidas fueron en primer lugar, México, con 14 medidas avanzadas, de las cuales 12 lograron un cumplimiento total y 2 un cumplimiento parcial. Asimismo, se observaron avances importantes con respecto a Colombia, que avanzó en el cumplimiento de 10 medidas, de las cuales 7 se cumplieron totalmente y 3 parcialmente. Finalmente, la Comisión también observó importantes avances en materia de cumplimiento por parte del Estado brasilero, que logró avanzar en 7 medidas de reparación, de las cuales 6 alcanzaron un cumplimiento total y 1 un cumplimiento parcial. Del total de medidas avanzadas en este período en cuanto a su cumplimiento, se destaca además que 10 fueron de carácter estructural y 39 de carácter individual. Para mayor detalle sobre estas cifras se puede consultar el Anexo.

Durante este semestre se han desplegado importantes esfuerzos para aumentar la apertura de espacios de diálogo para la negociación e implementación de acuerdos de solución amistosa a través de 10 reuniones de trabajo en diferentes asuntos bajo negociación y seguimiento de implementación de acuerdos de solución amistosa (ASAs), tanto de manera presencial como virtual, a partir de la adopción de nuevas metodologías para el impulso de la suscripción y cumplimiento de acuerdos. En el mismo sentido, se han sostenido 52 reuniones técnicas de impulso de procesos de solución amistosa de carácter bilateral y tripartito con la presencia de peticionarios, Estados, Comisionados y facilitadoras de la Sección de Soluciones Amistosas (SSAS), con la aplicación de métodos de resolución alternativa de conflictos.

Entre los importantes avances en materia de soluciones amistosas en el primer semestre de 2020, es de destacar que el 21 de abril de 2020, la Comisión aprobó la Resolución 3/20 sobre acciones diferenciadas para atender el atraso procesal en materia de soluciones amistosas, con el objetivo de evitar la dilación de los procesos de negociación de los ASA, que en algunos casos impide que los órganos del sistema interamericano de derechos humanos se pronuncien oportunamente sobre el trámite de las peticiones y casos a ellos sometidos. La Comisión consideró necesario adoptar lineamientos básicos para dar un carácter semi-estructurado a los procesos de negociación, preservando la flexibilidad del procedimiento, y al mismo tiempo, atendiendo a los principios de celeridad y voluntariedad que deben regir los mecanismos alternativos de resolución alternativa de conflictos. Asimismo, a través de la Resolución, la Comisión adoptó acciones diferenciadas con respecto a los asuntos actualmente bajo el procedimiento de solución amistosa, tomando en consideración la fecha de presentación de la petición, la existencia o no de acuerdos de solución amistosa en cada caso, y la fecha de inicio de las negociaciones, decidiendo determinar el curso de acción de los procesos de negociación, cerrando procesos de solución amistosa en los cuales no se observen avances sustanciales y/o un diálogo fluido entre las partes, y fijando plazos específicos para valorar los avances en diferentes procesos de solución amistosa.

P3: Programa de Fortalecimiento de las Medidas Cautelares

La CIDH ha mantenido el punto óptimo de la revisión en tiempo real de las solicitudes de medidas cautelares alcanzado en los últimos años, continuando a proteger a personas que se encuentran en situaciones de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable. Al 30 de junio de 2020, se recibieron un total de 596 solicitudes, las cuales han sido diagnosticadas y clasificadas al día con base en los indicios de mayor gravedad y urgencia. En el contexto de la pandemia de COVID-19, la CIDH ha dado prioridad a la evaluación de solicitudes que alegan riesgo en ese contexto. En el primer semestre de 2020, la Comisión ha recibido 208 solicitudes de medidas cautelares relacionadas a la COVID-19, considerando la primera solicitud sobre el tema recibida el 15 de marzo.

En el período referido, la Comisión otorgó 21 medidas cautelares, amplió 7, y levantó 6, conllevando a un total de 602 medidas cautelares vigentes que integran el portafolio. Entre las y los beneficiarios de medidas cautelares se encuentran defensores y defensoras de derechos humanos, niños, niñas y adolescentes, sobrevivientes de actos de violencia, pueblos indígenas, personas detenidas o en circunstancias en las cuales se desconoce su paradero, entre otras personas o grupos de personas en situación de gran vulnerabilidad. Asimismo, la Comisión ha deliberado un total de 430 asuntos durante el primer semestre del año.

En el primer semestre de 2020, la Comisión aprobó la Resolución 2/2020 Fortalecimiento del seguimiento de medidas cautelares vigentes, con miras a incrementar el seguimiento efectivo a las medidas cautelares vigentes, en conformidad con el artículo 25 del Reglamento. Esto forma parte del Plan de la CIDH de brindar mayor transparencia a su trabajo, aclarando las herramientas que va utilizar la CIDH para continuar monitoreando las medidas cautelares, entre ellas, la posibilidad de Resoluciones de Seguimiento y visitas in loco. Del mismo modo, en cumplimiento del inciso 9, informó sobre el análisis que realizaría de sus portafolios para efectos de identificar aquellos asuntos que ya no cumplen los requisitos reglamentarios a la luz de la información disponible.

Aún en seguimiento a las medidas vigentes, en los primeros seis meses del año, se enviaron 300 cartas de seguimiento a Estados y representantes requiriendo información específica para supervisar la implementación de tales medidas. Además, se realizaron un total de 11 reuniones de trabajo para recibir información de las partes sobre los avances y desafíos en la implementación de las medidas. Cabe destacar que, dado al actual contexto consecuente de la crisis de salud por la COVID-19, se viene impulsando significativamente la realización de reuniones de trabajo de manera virtual, con miras a mejorar y aumentar el acercamiento de las partes, así como el seguimiento efectivo de las medidas cautelares vigentes.

La Comisión, igualmente, presentó un total de 31 escritos jurídicos en relación con la supervisión de medidas provisionales vigentes dictadas por la Corte Interamericana. Se destaca que el 6 de febrero de 2020, la Corte Interamericana otorgó la ampliación de medidas provisionales solicitada por la Comisión en favor de los pobladores de las comunidades del pueblo indígena Miskitu en Nicaragua. Adicionalmente, el 13 de marzo, la Comisión presentó sus observaciones a la Corte sobre una medida provisional vigente, en audiencia pública convocada por la Corte en su 134 Periodo Ordinario de Sesiones. Es importante recalcar que la Comisión, como parte de sus funciones reglamentarias, presenta sus observaciones respecto a las medidas provisionales vigentes y por su parte, realiza una labor de seguimiento de dichos casos en aras de garantizar una mejor implementación y concertación de dichas medidas.
Adicionalmente, y con el objetivo de continuar favoreciendo la previsibilidad y el conocimiento del mecanismo de medidas cautelares y atendiendo a lo establecido por el Plan Estratégico, la Comisión ha publicado una hoja informativa en el sitio web de la Comisión, la cual explica de manera sucinta cómo presentar una solicitud de medidas cautelares. La hoja está disponible en los 4 idiomas oficiales de la OEA y se está difundiendo por los medios sociales de la CIDH.

P4: Programa de Transparencia y Acceso a la Información

Durante el primer semestre de 2020 la CIDH continuó incrementando los esfuerzos, avanzando en la elaboración de sus Políticas de Acceso a la Información Pública, sometida a la consideración de la CIDH en el marco de su 176 Período de sesiones, y la Política de Gestión de Archivos. También se publicó y presentó el Informe Anual de la CIDH 2019. Asimismo, se publicaron tres informes adicionales: el balance del tercer año de implementación del Plan Estratégico 2017-2021; el Informe Anual 2019 de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión; y el informe de balance, impactos y resultados de la Sala de Coordinación y Respuesta Oportuna e Integrada a Crisis para la Pandemia de COVID-19 (SACROI COVID-19). También se publicaron los boletines mensuales del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI). Además, se facilitó el acceso a los archivos históricos de Colombia que reposan en la CIDH, y se respondió a solicitudes de Estados y familiares de acceso a expedientes de peticiones y casos que forman parte del archivo histórico de la CIDH y a 11 solicitudes de acceso a la información recibidas por la Secretaría Ejecutiva de la CIDH. También se publicó el Digesto sobre Decisiones de Admisibilidad y la lista de finalistas para el cargo de Relator/a Especial para la Libertad de expresión (RELE).

P5: Programa para la Mejora del Alcance e Impacto del Monitoreo de Situaciones de Derechos Humanos por Temas y Países

Durante el primer semestre de 2020 la CIDH profundizó sus esfuerzos para ampliar los alcances y el impacto del monitoreo de situaciones de derechos humanos, que debido a la crisis de salud global, decidió priorizar en los impactos de la pandemia de la COVID-19 y los impactos de las medidas de atención y contención en la vigencia de dichos derechos. Más allá de esa decisión estratégica, la CIDH continuó utilizando todos sus mecanismos para dar a conocer y responder de manera oportuna a las situaciones más relevantes desde una perspectiva transversal e integrada de monitoreo geográfico y temático mediante sus mecanismos de observación.

Comunicados de prensa

Durante ese periodo la CIDH emitió 156 comunicados de los cuales 61 se relacionaron con el monitoreo de la situación de derechos humanos en la región, en relación con países y prioridades temáticas de la CIDH; y uno a la cooperación técnica y actividades de promoción y capacitación.

A través del referido mecanismo, la Comisión abordó la situación de derechos humanos en 13 países de la región ya sea como situación general o sobre ciertos temas y grupos poblacionales específicos en el país. En particular, 26 comunicados se relacionan con diversas temáticas y países en el contexto de vulneraciones a derechos humanos durante la pandemia originada por el virus del COVID-19. Asimismo, se abordaron temas como: protestas, discriminación racial, desalojos forzados y desplazamiento interno, políticas migratorias que resultan en mayores restricciones a la movilidad humana, personas defensoras de derechos humanos, uso excesivo de la fuerza, derechos de mujeres y niñas, derechos de las personas LGBTI y de las personas mayores,  derechos de los pueblos indígenas y tribales, temas relacionados a memoria, verdad y justicia,  derecho a la libertad de expresión,  y los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, entre otros.

Visitas

Entre los días 25 y 31 de enero, la Comisión realizó una visita in loco a Chile con el objetivo de observar en terreno la situación de derechos humanos a partir de los hechos de las protestas sociales, evaluando sus causas y consecuencias. La visita se dio en el contexto del seguimiento realizado por la CIDH desde los inicios del estallido social en octubre de 2019. En la oportunidad, la Comisión reconoció el sistema democrático y el Estado de Derecho, así como la sólida institucionalidad democrática y de derechos humanos del Estado. No obstante, señaló los profundos desafíos enfrentados por las instituciones democráticas del país, en el marco de una crisis social que ha producido un trauma extendido en su sociedad.

La Comisión Interamericana también realizó, del 5 al 8 de febrero, una histórica visita in loco para monitorear la situación de derechos humanos en Venezuela. La visita, que estaba inicialmente programada para realizarse entre los días 4 y 7 de febrero en las ciudades de Caracas y Maracaibo, se realizó en la ciudad de Cúcuta, Colombia, frontera con Venezuela, tras la negativa por parte de las autoridades venezolanas del ingreso de la CIDH al país.

Solicitudes de información

Durante este periodo, la CIDH emitió 53 cartas solicitando información a Estados de la región en virtud del artículo 18 del Estatuto de la Comisión y de la Convención Americana sobre los Derechos Humanos. A través del referido mecanismo la CIDH abordó situaciones en materia de derechos humanos en los 35 países de la región. En el periodo analizado, la CIDH también abordó los siguientes temas: medidas para atender la pandemia COVID-19, situación de derechos humanos de personas defensoras de derechos humanos, la situación de personas privadas de libertad, derechos de las personas migrantes y retornados, ataques a sitios de memoria.

Audiencias

En el primer semestre del año, de las 19 audiencias públicas realizadas en el 175 Periodo de Sesiones, 16 fueron de monitoreo sobre Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Honduras, México y Venezuela, así como sobre temas regionales, como los sistemas de asilo y refugio frente a las situaciones humanitarias y los DESCA de la población LGBTI en las Américas.
Resoluciones aprobadas sobre temas específicos

El 10 de abril de 2020, la CIDH adoptó la Resolución No. 01/20 sobre Pandemia y Derechos Humanos en las Américas. La CIDH decidió elaborar esta Resolución ante la emergencia sanitaria global sin precedentes que enfrentan las Américas y el mundo, ocasionada por la rápida propagación global del virus COVID-19, declarada como pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La Resolución se ha realizado bajo la convicción de que las medidas adoptadas por los Estados en la atención y contención del virus deben tener como centro el pleno respeto de los derechos humanos e incluye un conjunto de recomendaciones a los Estados de la región para abordar el enfrentamiento al COVID-19 desde este enfoque.

Informes aprobados

La Comisión tiene como mandato principal la promoción y defensa de los derechos humanos en las Américas. En base al mismo, la CIDH ha mantenido un monitoreo constante sobre la situación de los derechos humanos en todos los países de la región y, con especial interés, sobre la situación de las distintas personas y grupos en situación de vulnerabilidad y discriminación histórica. En esa línea, durante el primer semestre de 2020, la Comisión aprobó el informe de país respecto de la “Situación de los Derechos Humanos en Cuba”.

P6: Programa de las Relatorías Especiales Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH

En ejecución de su Plan de Acción 2018-2021, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión continuó implementando proyectos enfocados en la gobernabilidad democrática, la defensa del espacio cívico, y la protección de la libertad de expresión en línea. Al mismo tiempo, la oficina respondió de forma oportuna a los desafíos regionales presentados por la pandemia de la COVID-19, lo cual implicó cambiar rápidamente el enfoque de algunos de sus proyectos y trabajar coordinadamente con otros actores para así atender las necesidades emergentes.

La Relatoría Especial ha dado seguimiento cercano a la situación del derecho a la libertad de expresión y acceso a la información en el contexto de la pandemia de manera coordinada con actores relevantes, integrando el esfuerzo de la CIDH y la Secretaría Ejecutiva de la CIDH en la respuesta integrada a los desafíos de la pandemia. Asimismo, esta Relatoría Especial coordinó en forma permanente con los Mandatos de los Procedimientos Especiales de las Naciones Unidas de Libertad de Expresión, Asamblea Pacífica y otros, en los asuntos de su mandato. Como parte activa de la Sala de Coordinación y Respuesta Oportuna e Integrada a la crisis en relación con la pandemia (SACROI COVID-19) instalada por la CIDH, la oficina ha brindado asesoramiento experto en la vigilancia y defensa de las libertades fundamentales y derechos humanos en este contexto. Estos esfuerzos han incluido el monitoreo permanente de la situación en el hemisferio, a través de comunicados de prensa, seminarios virtuales, la participación en los foros sociales convocados por la CIDH, cartas a los Estados, además de la emblemática Resolución 1/2020 sobre Pandemia y Derechos Humanos.
La Relatoría Especial organizó y participó en alrededor de 20 eventos de diseminación de estándares interamericanos y capacitación en materia de libertad de expresión. Las intervenciones de la Relatoría se han enfocado en temáticas relevantes de la mayor actualidad, como son son libertad de expresión y COVID-19, el acceso a la información, Internet y privacidad; protección de datos personales, el fenómeno de la desinformación; censura y hostigamiento a periodistas; y el uso del derecho penal para criminalizar expresiones protegidas por el derecho a la libertad de expresión. Particular atención ofreció la Relatoría a la situación en Nicaragua, Cuba, Bolivia, Brasil, y Venezuela, en donde se identificaron las restricciones más graves.

La Relatoría Especial también cumplió importantes objetivos en el marco del monitoreo de las situaciones más graves en el continente, incluyendo la presentación de su Informe Anual 2019 sobre la situación de la libertad de expresión en las Américas. Asimismo, a principios de año, la Relatoría Especial hizo parte de la visita de la CIDH a Venezuelaen la frontera entre Colombia y Venezuela.
Durante 2020 la Relatoría Especial ha publicado 15 comunicados de prensa. Los mismos abordaron situaciones específicas alrededor del COVID-19 con respecto a la situación regional, y el caso específico de Nicaragua. Otros comunicados abordaron asesinatos, ataques, amenazas e intimidaciones a periodistas y medios de comunicación, en particular sobre vigilancia en Colombia, uso del derecho penal en Brasil y Cuba, y uso de la fuerza contra periodistas en el contexto de protestas en los Estados Unidos.  Este último, parte de la línea de trabajo conjunta con Relatores Especiales del Sistema de Naciones Unidas y de la OSCE, que también incluyó un Pronunciamiento Conjunto en materia de garantías al acceso a la información en el contexto de COVID-19, y la Declaración Conjunta 2020 sobre elecciones y libertad de expresión en la era digital.

En el contexto de virtualidad actual, y para hacer frente a la demanda por información oportuna y accesible sobre la protección de derechos en el contexto de pandemia, la oficina ha redoblado sus esfuerzos en el diseño y diseminación de campañas informativas e infografías a través de las redes sociales. A la fecha, tanto Facebook como Twitter permiten alcanzar aproximadamente 18 mil usuarios.
Adicionalmente, la Relatoría Especial preparó los Informes de Fondo respecto de los casos de Urrutia Laubreaux Vs. Chile (libertad de expresión de jueces y libertad académica), Julio Rogelio Viteri Ungaretti y familia vs Ecuador (whistleblowers y corrupción en FFAA). Asimismo, la CIDH decidió el envío a la Corte IDH el caso de Pueblos Indígenas Maya Kaqchikuel vs. Guatemala, elaborado por la Relatoría. Todos ellos fueron adoptados con su decisión final por parte de la CIDH.
En cumplimiento de sus proyectos relativos a la capacitación de operadores judiciales en los estándares interamericanos sobre libertad de expresión, la Relatoría Especial en alianza con UNESCO lograron capacitar durante 2020 a 2.348 jueces y operadores de justicia de la región en la aplicación de los estándares interamericanos de libertad de expresión.

Relatoría Especial sobre Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales REDESCA

Durante el primer semestre de 2020, la Relatoría ha monitoreado de manera activa y permanente la situación de los DESCA en el continente americano, dando particular seguimiento a la situación de los DESCA en el contexto de la pandemia COVID-19, con especial foco en el derecho a la salud, el derecho de las personas trabajadoras de la salud y del cuidado, como el impacto en otros DESCA, con perspectiva de igualdad de género e interseccionalidad, coordinando estrechamente con todos los mandatos temáticos y de país de la CIDH. Se destaca la elaboración y participación en siete comunicados de prensa; el apoyo técnico, generación de insumos y participación en 8 audiencias públicas referidas a temas DESCA celebradas en el periodo de sesiones de Haití; así como la participación en la histórica visita a Venezuela (a través de la ciudad fronteriza de Cúcuta, Colombia); como la participación en las labores del Grupo de Trabajo del Protocolo de San Salvador. También su participación regular y activa de las tareas de la SACROI COVID-19, entre ellas en la elaboración de la Resolución 1/20 sobre Pandemia y Derechos Humanos.

Por otro lado, se realizó la publicación y amplia diseminación del informe sobre Empresas y Derechos Humanos: Estándares Interamericanos ante la CIDH, que tuvo una recepción muy significativa en diferentes actores de la región.

La Relatoría Especial también ha brindado sus aportes especializados en el sistema de peticiones y casos a través de la evaluación en temas temas DESCA en 24 informes de admisibilidad, 8 informes de fondo y en el análisis de 14 solicitudes de medidas cautelares. En los mismos, se han desarrollado estándares respecto de salud sexual y reproductiva en el contexto de la interrupción del embarazo, Atención de salud reproductiva de mujeres gestantes, acceso al trabajo sin discriminación por razón de origen étnico racial y acceso a la salud en contexto de criminalización de la orientación sexual. También se elaboraron y enviaron las observaciones para Opinión Consultiva a la Corte Interamericana en materia de libertad sindical con perspectiva de género, la cual fue solicitada por la CIDH a impulso de la REDESCA.

Finalmente, la REDESCA llevó adelante o participó en más de 20 actividades promocionales y académicas relacionadas con temas DESCA, la mayoría en modalidad virtual. Igualmente participó en importantes actividades académicas presenciales, celebradas en Los Ángeles, Puerto Príncipe y Ciudad de México. También se destaca la organización de un webinar sobre derecho a la salud ofrecido en el marco de la SACROI COVID-19; la realización de talleres sobre estándares de derecho a la salud con personal médico nicaragüense. A su vez, ha participado en la Primera Reunión Ordinaria del Consejo Centroamericano de Procuradores y Procuradoras de Derechos Humanos (CCPPDH), como también en webinars organizados por la FIO y la RINDHCA para Instituciones Nacionales de Derechos Humanos (INDH) de Iberoamérica. Asimismo, organizó organización un taller específico sociedad civil y otro para INDH de los Estados de Centroamérica y México.

P7: Sala de Coordinación y Respuesta Oportuna e Integrada (SACROI)

Durante el primer semestre de 2020, la CIDH actualizó y reorganizó sus SACROIs, para incidir de manera más efectiva frente a situaciones críticas en la región. En este período fueron creadas 3 nuevas SACROIs: dos para países, Colombia y Estados Unidos, y una para atender a los desafíos surgidos en el marco de la pandemia de COVID-19 (SACROI COVID-19). En lo que respecta a ésta última, entre sus principales resultados e impactos se cuentan la elaboración de la Resolución 1/2020 sobre Pandemia y Derechos Humanos que contiene 85 recomendaciones a los Estados de la región; la publicación de comunicados de prensa sobre la situación de derechos humanos en el contexto de la pandemia con enfoque específico de país o temático; la elaboración de boletines informativos; la realización de diálogos bilaterales con Estados y foros sociales, y la realización de seminarios virtuales, entre otros.

Asimismo, la CIDH avanzó en la definición de un conjunto de aspectos del funcionamiento de las SACROIs: su composición, su metodología de trabajo y su operatividad. Con respecto a esto último, y en línea con la agenda de análisis y estrategias de impacto, durante este semestre la CIDH aprobó la creación de grupos operativos para las SACROIs actualmente activas e impulsó una coordinación operativa de los mismos con el objetivo de activar, articular y coordinar las respuestas, demandas y actividades de las SACROIs dentro de la Secretaria Ejecutiva. Desde esta coordinación operativa de las SACROI, se han impulsado diversos pronunciamientos y estrategias de acción de la CIDH.

P8: Plataforma Integrada de Análisis y Gestión de la Información (PIAGI)

La CIDH ha continuado trabajando hacia su consecución. Actualmente cuenta con un software que permite clasificar la información en diferentes ejes (temáticos, geográficos, estructurales) e integrarla, facilitando la coordinación del trabajo de las diferentes áreas. Se trata de la principal herramienta de gestión de la información utilizada por las áreas de Monitoreo, Cooperación Técnica y por las Relatorías Especiales. Por medio de una metodología de uso integrado de la información, la Comisión busca asegurar la toma de decisiones estratégicas y oportunas, así como su utilización en la elaboración de informes.

Asimismo, en el marco de plataforma integrada de información, la CIDH presenta sus resultados de análisis vía paneles periódicos sobre el panorama y análisis de situación de derechos humanos en las Américas. En el primer semestre, la CIDH presentó análisis de la situación de los derechos humanos en Cuba, la situación de las personas defensoras y líderes sociales en Colombia, y sobre la visita a la frontera de Venezuela.

P9: Programa Ampliado de Capacitación y de Promoción del Pensamiento y Cultura en Derechos Humanos

Durante el primer semestre de 2020 se realizaron 7 actividades de capacitación. Entre ellas se destaca la conclusión de la 4ta. Edición del Curso Internacional de Políticas Públicas en Derechos Humanos, organizado conjuntamente entre la CIDH y el Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos del Mercosur (IPPDH), con la participación de 70 personas en la fase presencial en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, del 10 al 14 de febrero de 2020. También dentro de las múltiples actividades de promoción y fortalecimiento para la sociedad civil de Nicaragua, se realizaron 5 actividades de capacitación en materia de justicia transicional con un alcance de más de 100 personas. Asimismo, durante el período, la CIDH realizó o fue invitada a participar de 49 actividades promocionales con el fin de difundir los estándares del SIDH y de fortalecer capacidades de actuación de funcionarias y funcionarios públicos; y de las organizaciones y redes de actores sociales y académicos en la defensa de los derechos humanos, en particular en el contexto de la pandemia de COVID-19.

En el marco de esta SACROI COVID-19, la CIDH realizó una serie de 10 webinars destinados a ampliar el conocimiento y fortalecer las capacidades de respuesta de quienes trabajan en la Secretaría Ejecutiva, buscando especializar el conocimiento sobre la pandemia y sus efectos para los Derechos Humanos. Por otro lado, en el mismo eje de trabajo de la SACROI COVID-19, se llevaron a cabo actividades con miras a fortalecer las capacidades de los Estados y de la sociedad civil de la región haciendo énfasis en la relevancia de los estándares interamericanos aplicables en la protección de los derechos humanos en el contexto de la pandemia del COVID-19. De este modo, fue lanzado un ciclo de webinars abiertos al público titulado: “Desafíos para los Derechos Humanos en tiempos de Pandemia”. Hasta la fecha de este reporte se realizaron un total de 16 webinars con un alcance total superior a 7,000 participaciones directas y un promedio de 400 participaciones por evento.

En seguimiento de la permanente actividad de monitoreo sobre institucionalidad en derechos humanos, fue publicado en el micrositio especializado de la SACROI COVID-19, a través de una cronología y un mapa interactivo, un relevamiento permanente de las respuestas y medidas estatales adoptadas para atender a la irrupción de la pandemia. Con esta herramienta es posible identificar una perspectiva comparada de la región y la variación en las respuestas de los Estados. Las medidas identificadas guardan similitudes entre los países y fueron adoptadas en distintos momentos y de manera inmediata, aspecto que permite reflexionar sobre el diseño e implementación de políticas efectivas para combatir la crisis sanitaria. En particular, fueron relevadas 8 variables definidas como medidas de respuesta estatales comunes a cada uno de los 35 Estados del hemisferio. Un aspecto a destacar es que los datos fueron relevados de fuentes disponibles de manera abierta y pública, ponderando la información publicada a través de medios de propiedad del Estado o medios estatales.

P10: Programa de Atención y Colaboración con el Caribe y América Central

Con respecto a las actividades de atención y colaboración con el Caribe, es de indicar que se reportan solicitudes de cooperación y asesoría con organismos públicos y de la academia de Jamaica, Santa Lucía y Trinidad y Tobago, con énfasis en el diseño e implementación del enfoque y los estándares interamericanos de derechos humanos en las políticas públicas.

En el marco de este programa, se llevó a cabo el 175º Período de Sesiones celebrado en Puerto Príncipe, Haití, del 2 al 8 de marzo de 2020. En el marco del periodo de sesiones, la CIDH celebró una reunión abierta con más de 70 miembros de organizaciones y grupos de la sociedad civil haitiana e interamericana.

Asimismo, la Comisión está trabajando para que se profundice el monitoreo y las relaciones con los distintos actores de la región caribeña, en particular poniendo en marcha una colaboración con las organizaciones de la sociedad civil a fin de que cuenten con mayores conocimientos sobre la utilización de los mecanismos de la CIDH para visibilizar los principales desafíos en materia de derechos humanos en el Caribe. En este sentido, se destaca la publicación y el seminario de lanzamiento del Informe sobre la situación de los derechos humanos en Cuba.

En el contexto de la pandemia, la CIDH viene profundizando el diálogo con las autoridades de ambas regiones, como lo ha hecho con República Dominicana, Haití, El Salvador, Honduras y Guatemala, en el marco de su SACROI COVID-19. Asimismo, con la sociedad civil de República Dominicana, Jamaica, El Salvador, Honduras, Guatemala, México y Panamá a través de los foros sociales de la CIDH.

Finalmente, la CIDH se encuentra desarrollando dos que buscan contribuir a mejorar el respeto y protección de los derechos humanos y en el Triángulo Norte. El programa Regional para la buena gobernanza en Centroamérica tiene énfasis en derechos de pueblos indígenas, afrodescendientes, mujeres y defensores. El programa de Democracia y Derechos Humanos con énfasis en derechos laborales, migración, desplazamiento interno y justicia transicional.

P11: Programa de Cooperación Técnica en Materia de Institucionalidad y Políticas Públicas con Enfoque en Derechos Humanos

A través de este programa, durante el primer semestre de 2020 fueron desarrolladas actividades tendientes a ampliar y fortalecer las relaciones con los Estados Miembros de la OEA, facilitar la asistencia y cooperación técnica en materia de derechos humanos a las entidades estatales que la soliciten y a los órganos políticos de la OEA. Se destacan las 8 presentaciones realizadas por la CIDH a los órganos políticos en ese primer semestre de 2020.

Frente a la pandemia COVID-19, la CIDH mantuvo el rol protagónico alcanzado el último período, adaptándose rápidamente a la nueva realidad y colaborando con insumos técnicos las decisiones de los Estados miembros ante los órganos políticos. Asimismo, es necesario destacar que la COVID-19 ha presentado desafíos y nuevas oportunidades para la colaboración y diálogo de la CIDH con los Estados, cambiando algunas de las prioridades y presentando nuevos retos y líneas de trabajo. En ese sentido, se destacan las reuniones realizadas con distintos grupos de países para tratar de la pandemia, ocurridas en abril. Teniendo en cuenta la importancia de mantener un canal de diálogo y obtener informaciones precisas sobre las medidas adoptadas por los Estados en medio a la pandemia, la CIDH ha buscado profundizar dicho diálogo en reuniones bilaterales que abordasen las medidas y preocupaciones de derechos humanos que se presentaran a los Estados en ese escenario novedoso, habiendo realizado 7 reuniones con autoridades nacionales de Bolivia, Brasil, El Salvador, Haití, Honduras, México, Paraguay y República Dominicana.

Se destaca aún el ingreso de Panamá y de República Dominicana al Portal del Sistema de Peticiones y Casos de la CIDH, lo que deberá contribuir aún más para la transparencia y reducción del atraso procesal.
Asimismo, se nota el continuo interés por parte de los Estados en las reuniones de revisión de portafolio de peticiones, casos y medidas cautelares. Durante el primer semestre de 2020, se realizaron un total de 8 reuniones con los siguientes Estados (Argentina en 3 oportunidades, Bolivia, Colombia, Ecuador, México, Panamá), el doble de las realizadas el año pasado en el mismo período.

Por su mecanismo de cooperación técnica, la CIDH cuenta actualmente con 71 acuerdos de cooperación firmados con distintas entidades. En esa línea, se avanzó en el diseño de propuestas de trabajo de asistencia técnica para la implementación del acuerdo de cooperación con el Estado de Colombia. También durante el primer semestre de 2020, se destaca el apoyo técnico a distintas instituciones gubernamentales de Argentina, Ecuador y Guatemala en temas de memoria, verdad y justicia, mecanismos de protección de defensores y defensoras de derechos humanos, apoyo en la implementación de Políticas Públicas de Derechos Humanos y de acceso de derechos de grupos vulnerables e históricamente discriminados.

Por su parte, la CIDH ha avanzado en el proceso de fortalecimiento de la colaboración con las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos (INDH) de la región. Al respecto, el 13 de mayo se llevó a cabo el webinar de alto nivel sobre las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos frente a la pandemia con el objetivo de dar a conocer el trabajo y desafíos en el ámbito de la promoción y protección de los derechos humanos de las institucionales Nacionales de DDHH frente a la pandemia. En la misma línea, se avanzó con la firma de un Acuerdo de Cooperación con la Defensoría del Pueblo de Ecuador.

La CIDH resalta su voluntad y disposición para continuar brindando asistencia técnica para el fortalecimiento institucional y la formulación, implementación y evaluación de políticas públicas orientadas a garantizar y promover el ejercicio de los derechos humanos en las Américas con base en los estándares interamericanos.

P12: Programa de Participación Social y Contribución a la Construcción de Capacidades de Actuación de las Organizaciones y Redes de
Actores Sociales y Académicos en la Defensa de los Derechos Humanos

En el transcurso del primer semestre de 2020, la Comisión continuó ampliando y profundizando la participación de la sociedad civil en las actividades desarrolladas, incluyendo audiencias públicas, reuniones abiertas, de trabajo y bilaterales, foros sociales, seminarios virtuales, entre otras. Cabe destacar la participación de la sociedad civil en las audiencias públicas, actividades promocionales y consultas desarrolladas en el marco del 176 Período

Fuente / prensa CIDH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: