La histórica y permanente vulneración del derecho al acceso a la salud

No es la pandemia la que ha rebasado los hospitales y centros de atención sino la indiferencia histórica de los encargados de implementar políticas publicas sostenibles para proteger la salud, la información que se publica en diferentes medios es insuficiente porque no muestran la realidad del Perú, entendiendo que el Perú incluye los 3 niveles de gobierno es decir Gobierno Central, Regional y Local , la zona rural es la menos favorecida, muchos lugares de nuestro país son inaccesibles para los medios de transporte, no conocen los mecanismos de salud en muchos de ellos donde no existe un centro de atención medica de primer nivel lugares donde se adolecen de serias deficiencias en la implementación logística, recursos humanos, especialidades etc., las personas que necesitan atención en lugares alejados a la población deben trasladarse a grandes distancias, sin medios ni recursos que garanticen buenos resultados, sin ir muy lejos la deficiencia en la atención sanitaria se siente en Lima, con las colas interminables de personas en gran parte de la tercera edad que claman atención médica. En resumen, no hemos construido un sistema solido de salud, cuyas consecuencias las vivimos hoy.

Es irónico mencionar que el derecho a la vida, a la integridad física y psíquica, son derechos fundamentales reconocidos taxativamente por la Constitución[1], cuyos mecanismos de protección le corresponde al Estado, específicamente al Ejecutivo normar y diseñar el accesos equitativo de los servicios de salud[2], el derecho a la salud es un verdadero derecho fundamental y social, consagrado en nuestra Constitución y en diversos instrumentos de carácter universal y regional de los que el Perú es parte, citamos algunos de ellos; Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH), 1948 art. 25[3], el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC), 1966. art. 12[4], Declaración sobre el progreso y el desarrollo social, 1969[5] Convenio 169 (OIT, 1989), preámbulo del Convenio Constitutivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS, 1946) entre muchos otros.

¿Entonces cómo explicar el abismo que existe entre el reconocimiento del derecho a la salud y la realidad impactante? No podríamos culpar a la pandemia porque la ausencia de políticas en materia de implementación de mecanismos para el acceso al derecho a la salud que garantice mínimamente el bienestar físico y psicológico del ser humano es histórica, nos corresponde ser críticos ante la realidad, la obligación del Estado en la implementación de políticas públicas para garantizar el acceso a la salud debe ser inclusiva y permanente, se requiere hacer un estudio profundo de involucre la necesidad de implementación de mecanismos de protección del derecho a la salud en todos los niveles de gobierno de manera seria y sostenible no reactiva y temporal, considerando que el derecho a la salud es un verdadero derecho fundamental al encontrarse ligado al derecho a la vida así lo ha reconocido el Tribunal Constitucional en diversas sentencias[6], no debe considerarse este derecho como un derecho programático ni tampoco justificar la omisión de su implementación en su carácter progresivo al considerarse también un derecho social, el Estado debe priorizar su implementación porque el derecho a la salud está íntimamente relacionado con la dignidad humana consagrada en el primer artículo de nuestra Constitución siendo  el objetivo fundamental del Estado  garantizar el bienestar del ciudadano, en suma no hay bienestar sin salud, no hay salud sin la implementación de mecanismos que garanticen el bienestar físico y psicológico que se impregnan en el derecho a la vida. No olvidemos que un derecho fundamental es un atributo inherente al ser humano, nace con él, lo necesita desde ya inclusive aún no nacido

Finalmente, demos una mirada a estas ausencias justamente ahora que estamos viviendo una acalorada campaña política, nos corresponde hacer uso de nuestro derecho al voto y somos responsables de la elección, hagamos que esta elección nos regale el material necesario que haga posible el desarrollo de nuestros pueblos. Un ser humano con capacidad de servir y no servirse.

[1] Articulo 2ª inciso1 de la Constitución. Toda persona tiene derecho: “ A la vida….a su integridad. Moral psíquica y física…”

[2] Artículo 9ª Constitución “El Estado

[3] Artículo 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. “Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez y otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad…”

[4]Artículo 12 Pacto DESC.

  1. Los Estados Partes en el presente Pacto reconocen el derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental.
  1. Entre las medidas que deberán adoptar los Estados Partes en el Pacto a fin de asegurar la plena efectividad de este derecho, figurarán las necesarias para:
  1. a) La reducción de la mortinatalidad y de la mortalidad infantil, y el sano desarrollo de los niños;
  1. b) El mejoramiento en todos sus aspectos de la higiene del trabajo y del medio ambiente;
  1. c) La prevención y el tratamiento de las enfermedades epidémicas, endémicas, profesionales y de otra índole, y la lucha contra ellas;
  1. d) La creación de condiciones que aseguren a todos asistencia médica y servicios médicos en caso de enfermedad.

[5]Declaración sobre el progreso y el desarrollo social. Articulo 10. “d) El logro de los más altos niveles de salud y la prestación de servicios de protección sanitaria para toda la población, de ser posible en forma gratuita…”

[6]EXP. N.O 2016-2004-AA/TC LIMA JOSÉ LUIS CORREA CONDORI

Sobre Roslem Cáceres López

Abogada, Magister en Gestión de Políticas Públicas, Magister en Derecho Constitucional y Doctora en Derecho.
A %d blogueros les gusta esto: