Editorial: A una semana de la disolución del Congreso. “Golpe Estado” Vs “invasión de competencias”

06 de octubre de 2019 

A una semana de la disoluciòn del Congreso por el  Poder Ejecutivo,  vemos algunos retrocesos o cambios de pareceres u opiniones respecto al càracter legal o no de la disoluciòn, por ahì una clara alusiòn al golpe de Estado, en sus inicios osea el 30 de septiembre  y día 01 de octubre, pero sin saber en verdad que se entiende por este concepto. Incluso el propio presidente de la Comisiòn Permanente Pedro Olaechea, producida la disoluciòn dijo “Golpe de Estado” al igual que los congresistas de oposiciòn en su mayorìa.

Ahora la postura parece haber cambiado, ya no se habla de un golpe sino  una “invasiòn de competencias entre poderes”  o que “podrìa venir el golpe”. ¿En qué quedamos?. Sí se dice que “podría venir el golpe” quiere decir, que no se ha producido el mismo y, si ahora se habla de “invasión de competencias” quiere decir, que no necesariamente ello es “golpe”. En este contexto constitucionalmente delicado se exige prudencia y cautela.   

Resulta que ni siquiera el Defensor del Pueblo se salva de contradicciones, pues empezò diciendo que  la decisiòn del Congreso se “aleja de la Constituciòn”  y fue contradecido de forma casi inmediata  nada menos que por el propio Sindicato de Trabajadores de la Defensorìa del Pueblo al declarar en  Rpp noticias, que la decisión del Ejecutivo respecto de la disoluciòn es “constitucional” y que  responde a la reiterada actitud del Poder Legislativo de vulnerar los principios de transparencia y publicidad en la elección de los magistrados del Tribunal Constitucional”, señaló.

Cabe señalar que, en un pronunciamiento, el citado gremio indicó que comparte lo referido por la Organización de Estados Americanos (OEA), entidad regional que consideró “conveniente que la polarización política que sufre el país la resuelva el pueblo en las urnas”. El Sindicato de Trabajadores de la Defensoría del Pueblo agregó que se aúna al rechazo ciudadano de todo acto de impunidad y de blindaje a la corrupción que pueda provenir de cualquier autoridad.

Si  bien el pronunciamiento del Defensor del Pueblo no fue modificado y se mantuvo tal cual, nos imaginamos que al interior de  la  Defensorìa conformada por “trabajadores”, debe haberse configurado de pronto una difícil situación.  

La pregunta es  sì el  Defensor del Pueblo como tal evalúa la posibilidad de presentar una demanda competencial ante el TC para que sea èste òrgano sea quien dirima el conflicto constitucional producido por la “disoluciòn del parlamento”   que diría o cuál serìa ahora  la posición del Sindicato de Trabajadores de la Defensorìa toda vez que ellos creen que es constitucional. 

Si bien la  Defensorìa del Pueblo es la Institución que salvaguarda la protección de los derechos de las personas frente a la Administración Pública y tiene competencias, funciones claramente delimitadas en su Ley, no menos cierto es que los gremios también son una voz colegiada que se deja escuchar y tienen el derecho de sentar sus propias posiciones  a favor o en contra. Esto es el reflejo más claro que vivimos en una democracia y ¿En dónde está el golpe de Estado entonces?

Hoy, se anuncia la salida de protestas en la calles en contra de la disolución del Congreso, otra prueba más de que en el Perú están plenamente vigente nuestras libertades fundamentales, el Estado de Derecho y la Democracia, conceptos interdependientes, consenso adoptado por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas a iniciativa del Estado peruano. 

Es parte de la democracia también la exigibilidad de derechos, quien se sienta afectado en ello, tiene el derecho de recurrir a los recursos que le permita la Constitución y la Ley aplicarlos, es el caso del abogado  Ortìz de Zevallos Olaechea primo del ahora Presidente de la Comisión Permanente, quien  fue elegido a “medias”  miembro del TC con 87 votos a favor en el marco de una cuestionada elección y votación.

Pues recordemos que una vez concluida la intervención del expremier Del Solar,  se planteó una cuestión previa para suspender la elección y debatir la cuestión de confianza; sin embargo ésta fue rechazada” y se procedió a la elección  se consumó un hecho que no debió darse porque estaba de por medio una cuestión de confianza y ésta tiene prelación y es mandatoria.

En este contexto, fue elegido el “primo” cuya elección ya está bajo sospecha y sí a esto se le suma una reconsideración interpuesta y una denuncia penal por suplantación de voto. Finalmente será el TC  quien se encargue de dirimirlo y sólo a él le corresponde decidir sí es factible o no y a quién reemplaza.

Es el TC no PEDRO OLAECHEA y ojo si el señor habla de “invasión de competencias” entonces qué es lo que él hace al pedirle al TC que nombre a su primo y con la indicación de ciertos criterios. ¿Con qué autoridad usted Sr Olaechea se permite hablar de invasión de competencias entre fueros cuando  usted ha hecho lo mismo con el TC al dirigirle la Carta para que juramente a su primo? .  “Un doble discurso”

Lo sí creemos hacer y es deber de todos los ciudadanos, medios de comunicación, gremios, instituciones privadas o públicas es cautelar nuestra preciada democracia y estar en actitud de “vigilia” porque al no haber un contrapeso político dado que tenemos un congreso “disuelto no cerrado” que no es lo mismo, el Ejecutivo va a legislar con decretos de urgencia y debemos exigir prioridades para la atenciones de necesidades urgentes y salvaguardar que las elecciones congresales 2020 se desarrollen adecuadamente para que prontamente el Perú pueda contar con un nuevo Congreso de la Repùblica. “Bienvenidos los Jóvenes al nuevo Congreso”. Quienes los subestiman es que nunca  fueron jóvenes u olvidaron su juventud prontamente. En contexto, nada se podría subestimar. 

El pueblo tiene la oportunidad  de dar un mensaje claro y contundente en  las urnas para no repetir esta historia de confrontaciones.

El PERÚ merece una representación nacional distinta y jóven con nuevas ideas y con mucha energía para trabajar por nuestro país, lo deseable es que también sean proveniente de organizaciones políticas también renovadas y no de “aquellas que colocaron al país en una confrontación política y atraso en su desarrollo” pero esa decisión solo le compete a todos los ciudadanos en las urnas y en sus conciencias.

Todos tiene el derecho de participar políticamente sin discriminación cosa distinta es que sean electos. 

Tenemos que asumir la responsabilidad como ciudadanía de haber elegido mal, nos equivocamos y para no quejarnos después miremos “todo lo sucedido en nuestro paìs”  y aprendamos de nuestros errores.

 

 

 

Sobre Redacción ECL

Portal de Información, entrevistas y transmisiones en vivo

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: